Anawim Ministry Inc. (Ministerio Anawim Inc.)

Curriculum y Historial de Pastoral

CdeA (Catequesis de Adultos)

6 jul. 2010

La práctica de las virtudes

Las virtudes cardinales son llamados las virtudes "bisagras", porque todas las demás virtudes emanan de estas. Si nos podemos a pensar acerca de la virtud de la "honestidad" durante unos minutos. Podría recordar un momento en que usted o alguien que usted conoce (su hijo, adolescente, y/o sus compañeros de trabajo o estudios, etc.) actuó deshonestamente (mentir, no decir toda la verdad, hacer fraude en una prueba, etc.) ¿Cómo discutir la situación con la persona? ¿Qué virtudes cardinales usted usaría para aconsejar a esta persona?

Cuando yo tenía diez años recuerdo que mi padre había dejado la cartera en la mesa y por alguna razón había sacado dinero de su billetera. Él nos daba un dólar a mis hermanos ya mí para la escuela. Pero además del dinero que nos daba regularmente tomé dos dólares extra sin darse nadie cuenta. Después de que mi padre se dio cuenta de que le faltaba dinero de la billetera, llamó a mis hermanos y a mí para preguntar quién de nosotros tomó el dinero. Yo le respondí que yo la había tomado. Yo automáticamente pensé que mi padre me daría una paliza. Mi padre me dijo, que imaginan por un segundo que tu madre está muy enferma y el dinero que yo tomé era el único dinero que el tenia para comprar los medicamentos a mi madre. Él continuó diciendo, y imagínate también que la vida de su madre dependía de estos medicamentos. Créanme que aprendí la lección, nunca en mi vida tomar cualquier dinero que no es mío.

Las virtudes cardinales que mi padre usó para darme una lección (quizás indirectamente) fue la justicia. La justicia exige que se le dé a otros lo que se le debe, darle un trato en equidad y con respecto a las personas y el velar por el bien común. Otra de las virtudes cardinales que él uso para enseñarme fue la prudencia. La prudencia nos permite juzgar entre las actos en relación con las acciones apropiadas en un momento dado. El "valor moral" es la capacidad de actuar correctamente frente a la oposición popular, la vergüenza, el escándalo, o el desaliento. E n esa situación yo no tuve el "valor moral" y actuar correctamente.

Yo trato de enseñarles a mis nietos (yo no soy un padre, pero yo soy abuelo de la familia, por la gracia de Dios) de manera sencilla cuáles son las virtudes cardinales. La justicia es dar a cada uno lo que es debido. La prudencia es saber cómo juzgar (entre el bien y el mal) una acción determinada a realizar. La templanza es la práctica de la auto-control, la abstinencia y la moderación al hacer las cosas. La fortaleza es la paciencia, resistencia y habilidad para enfrentar el miedo, la incertidumbre y la intimidación. Hoy más que nunca es más fácil sucumbir ante las presiones que nos da el mundo, la sociedad y hasta los medios de comunicaciones. Vivir las virtudes no es fácil pero si es posible.

Las virtudes son medios para llegar a la santidad. La santidad es la identificación con Cristo en el cumplimiento amoroso de la voluntad de Dios, mediante el ejercicio de las virtudes. Las virtudes son hábitos (practicas o costumbres) buenos que nos llevan a realizar el bien. Las virtudes son hábitos operativos es decir que hay que actuarlos. No se trata de buenas intenciones, “pensar tengo que ser más ordenado” si no hay que ser mas ordenados. Los valores son bienes que la inteligencia del hombre conoce, acepta y vive como algo bueno para él como persona. Las virtudes son acciones que nacen del corazón y están orientadas directamente a un bien espiritual. Estas nos hacen crecer como personas a imagen de Dios. En esto estriba la diferencia entre virtud y valor.


Publicar un comentario

Preguntas & Respuestas: Capítulo Segundo de San Mateo (Epifanía de los Magos de Oriente) …

Pregunta: Un testigo de Jehová me dice que e l C apitulo Segundo de San Mateo la estrella era él Diablo y que D...

Acerca de mí

Mi foto

Catequesis de Adultos es presentado a ustedes por este su hermano y servidor Daniel Cáliz. En la misma pretendo ofrecer recursos conforme a la enseñanza de la Iglesia Católica y por ende del Magisterio de la Iglesia. Esperamos que puedan sacar el mejor provecho del material disponible para la catequesis en especial para los adultos.  Recuerda que para conocer y recibir a Cristo nunca es tarde. 

Actualmente soy miembro de la Parroquia San José (St Joseph's Catholic Church) (Dalton, GA) desde el año 2000. Soy Ministro Extraordinario de la Sagrada Comunión. Además estoy muy involucrado en la Catequesis de Adultos en la parroquia. De igual forma, en la Pastoral Hispana dentro de la parroquia.

Además soy consultor para el Catholic.net en las áreas de catequesis y pastoral hispana en los Estados Unidos.

Visita Catequesis de Adultos- Blog y dejarnos tus comentarios.