Anawim Ministry Inc. (Ministerio Anawim Inc.)

Curriculum y Historial de Pastoral

CdeA (Catequesis de Adultos)

13 feb. 2012

Cultura, Costumbres y Tradiciones Católicas…

La Iglesia Católica desde el tiempo de los Apóstoles ha evangelizado no solo a los hombres y las naciones sino también a las culturas de todos los pueblos.  Cada Apóstol y las primeras generaciones de discípulos supieron muy bien y gracias a la asistencia del Espíritu Santo introducir y hasta cierta forma purificar (o clarificar) las culturas de los pueblos que eran evangelizados.
De aquí nació lo que hoy en día conocemos como los Ritos Litúrgicos o la forma particular de cada región celebrar sus actos litúrgicos en especial la Eucaristía.  De esta forma podemos decir que cada cultura (pueblo o nación) que es evangelizado se vuelve Cristocéntrico.
Costumbres & Tradiciones:

Las costumbres y tradiciones son modos de darle vigencia a lo que sucedió en nuestra historia como pueblo.  Son eventos que se van transmitiendo de generación en generación ya sea de formas orales o escritas o hasta ambas como se dio con la Biblia.
La palabra tradición viene del latín “traditio” que viene del verbo “tradere” que significa entregar. Se podría decir que tradición es lo que nuestros antepasados nos han entregado.  Varias de las forma con que la Iglesia y por ende los pueblos guardan estas tradiciones es por medio de la liturgia (ritos litúrgicos) y por medio de la devoción o piedad popular.  De ambas formas la Iglesia ha estado vigilante para que mantenga un orden.  Por eso es la Iglesia vela por los abusos litúrgicos y que la devoción popular no nos lleve a un sincretismo religioso.
Sincretismo Religioso:

El sincretismo es un empeño de conciliar y armonizar doctrinas opuestas. Comúnmente se entiende que estas uniones no guardan una coherencia sustancial.  También se utiliza en alusión a la cultura o la religión para resaltar su carácter de fusión y asimilación de elementos diferentes.
El sincretismo religioso es un proceso, habitualmente espontáneo, que se logra como resultado de los intercambios culturales acontecidos entre los diversos pueblos.  El objetivo último del sincretismo es alcanzar la asimilación religiosa, pero para ello siempre es necesaria la acomodación. La acomodación permite al individuo vivir dentro de un nuevo mundo plural como en un ámbito propio. Se podría decir que la asimilación necesita de una convivencia natural con las nuevas culturas.
Como ejemplo de esto podemos mencionar que los esclavos africanos fueron cristianizados literalmente a la fuerza.  Ellos de una forma u otra trataron de conciliar sus religiones africanas con los santos de la Iglesia Católica de que salen la santería y religiones afro-caribeñas.
Los católicos veneramos a los santos comprendiendo que fueron seres humanos que vivieron heroicamente su fe, murieron y están ahora en el cielo (o sea ante la presencia infinita de Dios) desde donde interceden por nosotros gracias a su participación en la gloria de Jesucristo. 
¿Por qué son distintas y/o varían las costumbres y tradiciones?
Cada país tiene sus costumbres y tradiciones muchas de ellas como las navideñas son similares en según la región o países o naciones adyacentes.  De estas costumbres y tradiciones que se manifiestan en la liturgia de la Iglesia por lo regular no hay muchas variaciones.
Las variantes suelen darse según el rito o forma particular de celebrar la liturgia en especial la Eucaristía (Rito Congoleño en el Congo África, Rito Cóptico en Egipto o Rito Latino en Occidente).  Ejemplo de estas variantes suelen ser  el Rito Congoleño o Zairense es el último de los ritos latinos aprobado por la Santa Sede, el 30 de abril de 1988, mediante el decreto Zairensium Regionum, de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos.  En este rito, la participación del pueblo se exterioriza especialmente mediante los bailes tradicionales de la región.  De igual forma otra peculiaridad es la invocación de los santos y de los ancestros; conjuntamente, cada lector recibe una bendición del sacerdote antes de ir a Proclamar la Palabra de Dios.
Devociones y Piedad Popular:
Por otro lado y “según el Magisterio de la Iglesia, la devoción o piedad popular es una realidad viva en la Iglesia y de la Iglesia: Su fuente se encuentra en la presencia continua y activa del Espíritu de Dios en el organismo eclesial; su punto de referencia es el misterio de Cristo Salvador; su objetivo es la gloria de Dios y la salvación de los hombres; su ocasión histórica es el feliz encuentro entre la obra de evangelización y la cultura.” [1]

Por eso “el Magisterio ha expresado muchas veces su estima por la piedad popular y sus manifestaciones; ha llamado la atención a los que la ignoran, la descuidan o la desprecian, para que tengan una actitud más positiva ante ella y consideren sus valores; no ha dudado, finalmente, en presentarla como un verdadero tesoro del pueblo de Dios.” [2]  Hoy en día a la devoción popular suele compararse con la una mera superstición.  Pero cuando miramos a esta con lentes claros podremos notar que su esencia de ser y existir nos lleva a unas profundas raíces del mismo Evangelio predicado por Jesús y los Apóstoles.     

En este documento se menciona también los peligros que pueden desviar la piedad popular.  El Magisterio, que subraya los valores innegables de la piedad popular, no deja de indicar algunos peligros que pueden amenazarla: presencia insuficiente de elementos esenciales de la fe cristiana, como el significado salvífico de la Resurrección de Cristo, el sentido de pertenencia a la Iglesia, la persona y la acción del Espíritu divino; la desproporción entre la estima por el culto a los Santos y la conciencia de la centralidad absoluta de Jesucristo y de su misterio; el escaso contacto directo con la Sagrada Escritura; el distanciamiento respecto a la vida sacramental de la Iglesia; la tendencia a separar el momento cultual de los compromisos de la vida cristiana; la concepción utilitarista de algunas formas de piedad; la utilización de "signos, gestos y fórmulas, que a veces adquieren excesiva importancia hasta el punto de buscar lo espectacular"; el riesgo, en casos extremos, de "favorecer la entrada de las sectas y de conducir a la superstición, la magia, el fatalismo o la angustia." [3]

El Magisterio nos advierte en este documento que las devociones populares deben enfrentarse a unos retos.  Primero hay que evangelizar la piedad popular para hacerse cargo de la inculturación de la fe cristiana y por ende de la liturgia.   Recordemos que el significado de la palabra liturgia es la acción o trabajo del pueblo.  En segundo plano, la devoción popular debe ser usada como fuente y reflejo la liturgia en especial la Eucaristía. 

La Iglesia en especial su Magisterio debe velar con gran paciencia y una tolerancia prudente inspirándose en la metodología eclesial que la ha caracterizado durante toda su historia.   Debe ser un compromiso de todos los bautizados en especial aquellos laicos más comprometidos con la Iglesia ser catequistas de la devoción popular.

Como mencione al principio la Iglesia ha buscado no solo evangelizar al hombre sino también sus culturas.   Opino que negar esta realidad histórica de la Iglesia es negar parte de su misma esencia.  La evangelización es un hecho que conlleva una gran complejidad.  Evangelizar conlleva a todas las dimensiones del ser humano.  Por eso no podemos dejar de evangelizar la cultura con sus costumbres y tradiciones.  Estas son como un libro abierto que el mismo Dios le deja a los seres humanos.




[1] Directorio sobre la Piedad Popular y la Liturgia Principios y  Orientaciones; Ciudad del Vaticano 2002 # 61
[2] Ibíd. # 65
       [3] Ibíd. # 66
Publicar un comentario

María Siempre Virgen

El dogma de la Virginidad de María nos dice y enseña que María Santísima es (fue, es, y será) virgen antes, durante y después del pa...

Acerca de mí

Mi foto

Catequesis de Adultos es presentado a ustedes por este su hermano y servidor Daniel Cáliz. En la misma pretendo ofrecer recursos conforme a la enseñanza de la Iglesia Católica y por ende del Magisterio de la Iglesia. Esperamos que puedan sacar el mejor provecho del material disponible para la catequesis en especial para los adultos.  Recuerda que para conocer y recibir a Cristo nunca es tarde. 

Actualmente soy miembro de la Parroquia San José (St Joseph's Catholic Church) (Dalton, GA) desde el año 2000. Soy Ministro Extraordinario de la Sagrada Comunión. Además estoy muy involucrado en la Catequesis de Adultos en la parroquia. De igual forma, en la Pastoral Hispana dentro de la parroquia.

Además soy consultor para el Catholic.net en las áreas de catequesis y pastoral hispana en los Estados Unidos.

Visita Catequesis de Adultos- Blog y dejarnos tus comentarios.