Anawim Ministry Inc. (Ministerio Anawim Inc.)

Curriculum y Historial de Pastoral

CdeA (Catequesis de Adultos)

18 feb. 2012

INMACULADA CONCEPCIÓN DE MARÍA



Esta definición dogmática, junto con la última de la Asunción de María a los cielos fue proclamada directamente por un Papa, ratificando su autoridad en la fe, y no dentro de un concilio ecuménico, por eso los protestantes y ortodoxos se han opuesto a tomarlos como norma de fe. Sin embargo la afirmación dogmática papal no fue por un simple capricho, en el caso de la Inmaculada, el Papa hizo una consulta por carta a la cual respondió la mayoría de los Obispos en forma afirmativa, además de la historia de la teología sobre la Inmaculada que estudiaremos más adelante.



El dogma de la Inmaculada Concepción y de la Asunción de María se refiere más directamente a María por sí misma, aunque tienen amplia referencia con Cristo y con la Iglesia, sin embargo no muestran a primera vista esta relación. En sentido ecuménico, para favorecer la comprensión de nuestros hermanos separados, es importante resaltar en estos dogmas la relación de María con los demás cristianos, es decir, lo que María vive es en función de todos los cristianos, es un preludio de lo que le ocurrirá a la Iglesia; lo que ella recibe es para toda la Iglesia, y no simplemente como un privilegio para ella exaltarse.

Citas Bíblicas

No hay citas bíblicas directas sobre la Inmaculada Concepción de María sin embargo hay varios indicios que apuntan a él.

Cuando el ángel llama a María la que ha sido favorecida, la que ha recibido la gracia o la llena de gracia por parte de Dios, y sigue: bendita entre todas las mujeres el evangelista Lucas está indicando un aspecto de suma importancia y que representó ya una reflexión teológica de los primeros cristianos.

María recibió gracias especialísimas que le hicieron tener una posición particularísima entre todas las mujeres de la tierra.

El evangelista Juan llama a Cristo: Lleno de gracia y de verdad (Jn 1, 14). La cualidad que pertenece a Cristo por naturaleza, es dada a María por gracia o por el don de Dios.

Este título “la altamente favorecida por Dios” lo ha sido desde antes que el ángel anunciara a María.  La Biblia no dice desde cuándo pero indica que ella recibió una gracia especial, una plenitud de gracia que la preparó para el momento que iba a encarnar el Verbo de Dios.
Cuando María responde en Lucas al ángel: ¿cómo será eso puesto que no conozco varón? (Lc 1, 34) está indicando una actitud especial de pureza de María; ella no estaba pensando en tener varón, o sometida a los deseos de la carne; ella se pregunta y le pregunta al ángel cómo va a suceder eso de tener un hijo si ella no anda en esas cosas.
La respuesta del ángel: el Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra por eso el que ha de nacer será santo y será llamado Hijo de Dios (Lc 1,35) indica que hay una pureza especial en María, su vientre es puro y santo, el Espíritu de Dios va a descender sobre ella y la presencia del Señor, la gloria del Señor resplandecerá dentro de ella.

La gracia previa que había recibido, y que ella mantuvo por su actitud de apertura a Dios y de no buscar las cosas de la carne, se transforma ahora en una plenitud de gracia porque Dios se hace presente en María: (el Señor está contigo, o el Señor está dentro de ti).
Dios llena el ser de María con su Espíritu Santo y se llega a la plenitud de los tiempos, como dice San Pablo en la carta a los Gálatas: Al llegar la plenitud de los tiempos envió Dios a su Hijo, nacido de mujer, nacido bajo la ley, para rescatar a los que estaban bajo la ley. (Gal 4, 4 ss.).
El libro del Apocalipsis muestra un aspecto interesante en este sentido de la lucha contra el pecado. La mujer del capítulo 12, vestida de sol, con la luna a sus pies y rodeada de estrellas, representa por una parte a la Iglesia y por la otra a María. 
Porque la Iglesia en su misterio personalizante, puede ser representada por María, que como persona encarna todas las virtudes e ideales hacia los que la Iglesia está llamada a seguir. 
La lucha que está entablada contra el dragón (la antigua serpiente), quien es el mismo que tentó a Eva y Adán, implica la lucha por desterrar el pecado del propio ser por parte de los cristianos.
A pesar de haber sido un decreto papal para definir este dogma, sin embargo se percibe que ha sido la Iglesia toda, a lo largo de siglos, y milenios, que ha ido madurando la doctrina.
La definición dogmática en este sentido atañe a toda la Iglesia, y el Papa ha recogido el sentimiento doctrinal del pueblo de Dios a través de sus obispos. La doctrina de la Inmaculada es revelada por Dios en el corazón de la Iglesia y el magisterio ratifica y aclara dicha doctrina.

La Virgen María, desde el instante de su concepción, ha sido preservada del pecado por los méritos de su Hijo Jesucristo el Redentor de la humanidad, y ella jamás cometió pecado en su vida; siempre se mantuvo en la gracia de Dios, y esta acción de Dios marca la historia de la salvación.
Es una intervención de Dios por medio de su gracia para llevar a cabo su plan salvífico. María acepta ese plan y participa de todo corazón en él. Desde su ser Inmaculada, María sigue presente en la Iglesia, luchando por la salvación de todos sus hijos. 
Publicar un comentario

Preguntas & Respuestas: Capítulo Segundo de San Mateo (Epifanía de los Magos de Oriente) …

Pregunta: Un testigo de Jehová me dice que e l C apitulo Segundo de San Mateo la estrella era él Diablo y que D...

Acerca de mí

Mi foto

Catequesis de Adultos es presentado a ustedes por este su hermano y servidor Daniel Cáliz. En la misma pretendo ofrecer recursos conforme a la enseñanza de la Iglesia Católica y por ende del Magisterio de la Iglesia. Esperamos que puedan sacar el mejor provecho del material disponible para la catequesis en especial para los adultos.  Recuerda que para conocer y recibir a Cristo nunca es tarde. 

Actualmente soy miembro de la Parroquia San José (St Joseph's Catholic Church) (Dalton, GA) desde el año 2000. Soy Ministro Extraordinario de la Sagrada Comunión. Además estoy muy involucrado en la Catequesis de Adultos en la parroquia. De igual forma, en la Pastoral Hispana dentro de la parroquia.

Además soy consultor para el Catholic.net en las áreas de catequesis y pastoral hispana en los Estados Unidos.

Visita Catequesis de Adultos- Blog y dejarnos tus comentarios.