Anawim Ministry Inc. (Ministerio Anawim Inc.)

Curriculum y Historial de Pastoral

CdeA (Catequesis de Adultos)

24 ago. 2014

Jesucristo es una constante interrogante… Domingo XXI Tiempo Ordinario – Ciclo A

Isaías 22, 19-23: Pondré la llave del palacio de David sobre su hombro.
Salmo Responsorial 137: R/. Señor, tu amor perdura eternamente.
Romanos 11, 33-36: Todo proviene de Dios, todo ha sido hecho por Él y todo está orientado hacia Él.
San Mateo 16, 13-20: Tú eres Pedro y yo te daré las llaves del Reino de los cielos.
Hoy la Palabra de Dios nos presenta dos preguntas que podríamos resumir como una sola sobre quien es Cristo.   Estas preguntas siguen resonando en las voces y las mentes de los seres humanos seamos o no cristianos.  Muchas veces escuchamos decir que Jesús es la respuesta.  Pero no podemos olvidar que Jesús antes de ser respuesta, Él es una pregunta.  Podríamos decir que Jesús es la eterna pregunta que esta latentemente presente en los corazones de los seres humanos.

La primera lectura nos presenta un oráculo o sea una respuesta que Dios da al pueblo o alguna persona en particular por medio de los profetas.  Uno de los famosos oráculos de toda la Biblia lo tenemos en el libro de Isaías (Is. 7, 14–17) cuando nos habla que el Mesías (o Cristo [del griego]) tenía que nacer de una virgen.  En este oráculo podemos apreciar como Dios destituye al advenedizo o forastero Sebná quien era un mayordomo o encargado en el palacio de Ezequías.  Sebná fue reemplazado por Eleaquín y a este último Dios le dio la autoridad de atar y desatar.  Entre las funciones de los mayordomos estaba el tener las llaves del palacio o casa del rey. 
El libro del Apocalipsis hace referencia a este texto (ver Ap. 3, 7) cuando habla a la Iglesia de Filadelfia.  Este texto aquí es presentado también en forma de oráculo.  Los Padres de la Iglesia (insignes pastores de los primeros siglos de la cristiandad) que desarrollaron la ortodoxia (= la verdadera) de la fe cristiana supieron ver este personaje de Eleaquín como prefiguración de la misión de Pedro.  De esta primera lectura podemos sacar dos conclusiones que son: Dios dispone e instala libremente a sus colaboradores y que Dios confía plenamente en sus colaboradores o discípulos.
Hoy seguimos proclamando el capítulo 11 de la Carta a los Romanos que desde el capítulo 8 desde hace varios domingos el Apóstol Pablo nos viene hablando de la vida que debemos llevar los creyentes del Espíritu de Dios.   Estos versículos del 33 al 36 son un himno conclusivo con el Pablo quiere rematar y reafirmar todo lo que nos ha explicado previamente.
Estos tres versos nos muestran que los pensamientos y proyectos de Dios superan la agenda que nosotros los seres humanos podamos poseer.  Especialmente cuando Dios este ajeno y hasta relegado en estos planes de lo queramos que se realizan en nuestra agenda de vida diaria. 
El punto de arranque y meta del cristiano ha de ser el mismo Dios.  Pero esto no es algo que podamos realizar por nuestras propias fuerzas.  Esta forma de pensar el de querer hacer todo en esta vida por nuestra propias fuerza se ha convertido en una gran tentación en nuestros días.  Esta segunda lectura nos da palabras consoladoras para la humanidad y nos dan un camino seguro a seguir.
San Mateo nos presenta dos preguntas ambas en el mismo contexto aunque con distinto sentido.  Primero pregunta: “¿Quién dice la gente que soy Yo?”  (Mt. 13, 13-14).  Veamos que esta pregunta se hace como a modo de encuesta para saber que dicen los que están ajenos al proyecto de Jesús.  La segunda pregunta es similar a la primera pero ya más personal: y ustedes ¿Quién dice que soy yo? (Mt. 13, 15-17).  Vamos a ver como Pedro toma nuevamente la delantera y le contesta a Jesús “tú eres el Mesías (el Cristo) el Hijo de Dios vivo” (ver Mt. 13, 16) a los que Jesús le ratifica que eso se lo ha inspirado ningún ser humano ni nada humano sino el Padre Celestial.  Y le da y le encomienda la misión a Pedro de ser el Pastor de los Apóstoles y de toda la Iglesia dándole el poder de atar y desatar o sea tomar las decisiones necesarias para el bien común de la Iglesia y siempre en concordancia la verdadera fe de la Iglesia.  Si nos fijamos bien esto es lo que sigue haciendo hoy en día el Papa Francisco.
Ahora bien, nos debemos preguntar cuál de las dos preguntas queremos contestar.  Aquella que contestan los que están afuera de la Iglesia de una u otra forma.  O seremos valientes de contestar como Pedro y los discípulos íntimamente ligados a Jesús y por ende a la Iglesia que El mismo fundo.  Recordemos que cuando nos decidimos a contestar como discípulos de forma personal con Jesús esto requiere compromiso y dedicación a lo que proclamamos.   Dios nos hace seres libre pero esta libertad (como dicta la moral cristiana) debe obrar siempre para el bien.  Y Jesús y la Iglesia en este caso se convierten en nuestro mayor bienestar porque nos llevan a la salvación y vida eterna.  ¿Qué o cual mayor bien que eso? 

Publicar un comentario

María Siempre Virgen

El dogma de la Virginidad de María nos dice y enseña que María Santísima es (fue, es, y será) virgen antes, durante y después del pa...

Acerca de mí

Mi foto

Catequesis de Adultos es presentado a ustedes por este su hermano y servidor Daniel Cáliz. En la misma pretendo ofrecer recursos conforme a la enseñanza de la Iglesia Católica y por ende del Magisterio de la Iglesia. Esperamos que puedan sacar el mejor provecho del material disponible para la catequesis en especial para los adultos.  Recuerda que para conocer y recibir a Cristo nunca es tarde. 

Actualmente soy miembro de la Parroquia San José (St Joseph's Catholic Church) (Dalton, GA) desde el año 2000. Soy Ministro Extraordinario de la Sagrada Comunión. Además estoy muy involucrado en la Catequesis de Adultos en la parroquia. De igual forma, en la Pastoral Hispana dentro de la parroquia.

Además soy consultor para el Catholic.net en las áreas de catequesis y pastoral hispana en los Estados Unidos.

Visita Catequesis de Adultos- Blog y dejarnos tus comentarios.