Anawim Ministry Inc. (Ministerio Anawim Inc.)

Curriculum y Historial de Pastoral

CdeA (Catequesis de Adultos)

17 ene. 2015

¡Cuando Dios nos llama! 2º Domingo Tiempo Ordinario – Ciclo B

1Samuel 3, 3-10. 19                          Habla, Señor, tu siervo escucha.
Salmo Responsorial 39                     R/.  Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad.
1 Corintios 6, 13-15. 17-20               Los cuerpos de ustedes son miembros de Cristo.
San Juan 1, 35-42                             Vieron dónde vivía y se quedaron con Él.
¿Cuándo y cuantas veces hemos sentidos que Dios nos llama de una u otra forma?  Algunas veces alguien en nuestra comunidad eclesial o hasta en nuestra propia familia nos suele decir: “se nota que tienes vocación” (podría ser al sacerdocio y/o la vida religiosa, etc.).  Sin duda alguna, Dios nos llama tanto para cosas de carácter personales como comunitarias. 

El Concilio Vaticano II nos recuerda que todos los Cristianos estamos llamado a vivir la santidad en todas las facetas de nuestra vida.  Este domingo la liturgia y la Palabra de Dios que nos propone la Iglesia en nuestro Rito Latino (Ordinario) nos quiere enfatizar que seguir a Cristo Jesús implica seguir a un Mesías pobre, “paciente y humilde de corazón” (ver Mt. 11, 29) e infinitamente amoroso tal como lo proponen los evangelios y todo el Nuevo Testamento.
El hagiógrafo o el autor bíblico del Primer Libro de Samuel nos narra como Dios de forma personal llamó a Samuel (por su nombre) y usando a un intermediario (el Sacerdote Elí).  Elí le indico que cuando Él lo volvieran llamar a este respondiera: “Habla Señor que tu siervo escucha” (ver 1Sam. 3, 10). 
Esto nos debe poner a pensar y reflexionar cuando sentimos que Dios nos llama: ¿Cómo le respondemos?  Recordemos además, que Dios llama con plena libertad a quien Él quiera.  En ese mismo sentido, todos estamos llamados a responderle a Él con entera confianza.
San Pablo para recordarles a la comunidad de Corintio sus desordenes morales les recuerda (y a nosotros) que el cuerpo es propiedad del Señor y que este está destinado a la resurrección.  En otras palabras como cristianos estamos llamados y destinados a la vida y a la vida eterna. 
Ser cristianos y seguir a Cristo implica un cambio radical de vida que la Iglesia llama conversión.  Entendamos que la conversión puede ser repentina o extrema (como el caso de San Pablo o San Agustín) pero también esta debe ser progresiva o sea de día a día (para todos los cristianos).
El primer capítulo del Evangelio de San Juan presenta a Juan el Bautista (por inspiración divina) revelando a Jesús como el Cordero de Dios.  ¿Que implicaba esto?  El cordero era el animal de sacrificio por excelencia ya que la primera cena pascual (antes del Éxodo) se pidió sacrificar un cordero macho sin defecto. 
En este mismo sentido el Mesías esperado por Israel sería ese Cordero que habría de quitar los pecados del mundo (ver Jn. 1, 35–ss.).
Al el Bautista identificar a Jesús de esta forma los discípulos de este que estaban con él, siguieron a Jesús y le preguntaron ¿Rabí” (que significa Maestro) dónde vives?  Todavía muchos se preguntan dónde vivía Jesús (según el texto bíblico).  Pero la pregunta debe ser más bien ¿Dónde vive hoy Jesús?  Bueno, Jesús puede vivir en muchos y distintos lugares.  Pero sin duda alguna entre algunos de sus lugares preferidos para habitar debe ser en cada uno de nuestros corazones (en el tuyo y en el mío).

Al igual que en su vida pública cuando Jesús escogió y llamo a sus primeros discípulos hoy nos sigue llamando.  ¿Cómo hemos de responder?   Hoy estamos llamados a responder a ejemplo de Samuel (último de los jueces y el primer profeta del Pueblo de Israel) “Habla Señor que tu siervo escucha”.  
¡Así nos ayude y nos guíe Dios con su Santo Espíritu!
Publicar un comentario

Preguntas & Respuestas: Capítulo Segundo de San Mateo (Epifanía de los Magos de Oriente) …

Pregunta: Un testigo de Jehová me dice que e l C apitulo Segundo de San Mateo la estrella era él Diablo y que D...

Acerca de mí

Mi foto

Catequesis de Adultos es presentado a ustedes por este su hermano y servidor Daniel Cáliz. En la misma pretendo ofrecer recursos conforme a la enseñanza de la Iglesia Católica y por ende del Magisterio de la Iglesia. Esperamos que puedan sacar el mejor provecho del material disponible para la catequesis en especial para los adultos.  Recuerda que para conocer y recibir a Cristo nunca es tarde. 

Actualmente soy miembro de la Parroquia San José (St Joseph's Catholic Church) (Dalton, GA) desde el año 2000. Soy Ministro Extraordinario de la Sagrada Comunión. Además estoy muy involucrado en la Catequesis de Adultos en la parroquia. De igual forma, en la Pastoral Hispana dentro de la parroquia.

Además soy consultor para el Catholic.net en las áreas de catequesis y pastoral hispana en los Estados Unidos.

Visita Catequesis de Adultos- Blog y dejarnos tus comentarios.