Anawim Ministry Inc. (Ministerio Anawim Inc.)

Curriculum y Historial de Pastoral

CdeA (Catequesis de Adultos)

13 jun. 2015

Homilía Papa Francisco de la Santa Misa del Retiro con los Diáconos, Presbíteros (Sacerdotes) y Obispos...

Celebrado los días del 10 al 14 de junio de 2015 en la Basílica San Juan de Letrán – Roma, Italia[1]
En la primera lectura nos adentramos en la ternura de Dios: Dios le dice a su pueblo como lo quiere, cuanto lo ama, cuanto cuida.  Lo que Dios dice a su pueblo, en esta lectura del profeta Oseas, capítulo 11, que nos dice a cada uno de nosotros. 

Será bueno tomar este texto, en un momento de soledad, nos pondrá a la presencia de Dios y escucharan: "Cuando tú eras niño, yo os he amado; te he amado cuando eras niño; Yo te salvé; Yo te saqué de Egipto, te salvé de la esclavitud", de la esclavitud del pecado, de la esclavitud y de toda la esclavitud del que ya todo el mundo sabe, de que él tuvo y tiene en su interior. "Yo te salvé. Te he enseñado a caminar".  ¡Qué bueno es escuchar que Dios me enseña a caminar!  El Todopoderoso se abaja y me enseña a caminar.  Recuerdo esta frase del Deuteronomio, cuando Moisés dijo a su pueblo: "¡Escuchen ustedes que son de cabeza tan dura!  ¿Cuándo han visto a un dios tan cerca de su pueblo, así como Dios está cerca de nosotros?"  Y la cercanía de Dios es esa ternura que me enseñó a caminar.  Sin Él no podría caminar en el Espíritu.  "Y yo los cogí de la mano. Pero ustedes no han entendido que a ustedes los condujo, pensando que los dejaría solos."  Esta es la historia de cada uno de nosotros.  "Ya con vínculos humanos, no con leyes punitivas."  El amor nos une, pero con lazos de libertad; une en el espacio de abandono para que respondamos con amor.  "Yo estaba de ustedes como el que levanta a un bebé en sus mejillas y lo besa. Y me agaché y le daba de comer". Esta es nuestra historia, al menos esa es mi historia. Cada uno de nosotros puede leer su historia aquí. "Dime, ¿cómo puedo abandonarte ahora?  ¿Cómo se puedo entregarte al enemigo?"  A veces, cuando tenemos miedo, a veces, cuando tenemos la inseguridad, Él nos dice: "Si yo hice todo esto por ustedes, ¿cómo se pueden pensar que ustedes acabaron ni mucho menos, que los abandonare?"
En las costas de Libia, los veintitrés mártires coptos estaban seguros de que Dios no los abandonaría.  ¡Y ellos fueron decapitados por decir el nombre de Jesús!  Sabían que Dios, mientras le cortaban sus cabezas, no los abandonaría.
"¿Cómo puedo tratarlo como un enemigo?  Mi corazón retrocede dentro de mí, y enciende toda mi ternura".  La ternura de Dios se enciende, esa ternura cálida es la única capaz de una ternura cálida.  No voy a dar rienda suelta a la ira por los pecados que existen, por todos estos malentendidos, debido a la idolatría.  Porque yo soy Dios, el Santo en medio de ellos.  Es una declaración de amor de un padre a su hijo. Y cada uno de nosotros.

Cuando a veces pienso que tenemos miedo de la ternura de Dios y el hecho de que tenemos miedo de la ternura de Dios, no nos permiten experimentarnos a nosotros mismos.  Y para esto estamos a menudo duros, severos, castigándonos… ¿somos pastores sin ternura?  Jesús nos dice en el capítulo 15 de Lucas.  Del el pastor de quien se señaló que tenía 99 ovejas y le faltaba una.  Él dejó las que estaban bien vigiladas, las cercó y se fue en busca de la otra, que quedó atrapada entre las zarzas...  Y no para golpearla, no la regañó: la tomó en sus brazos y se la hecho encima y la curo porque estaba lesionada.  ¿Lo mismo que haces con tu feligrés?  ¿Cómo cuando usted encuentra que falta un (o una) en la congregación?  ¿O que solía ser una iglesia que tiene una oveja en su rebaño y deja que las otras 99 se pierdan en la montaña?  ¿Lo ha movido toda esta esa ternura?  ¿Usted es un pastor de ovejas o te conviertes en uno que se va a "peinar" a la oveja única que queda?  Porque una mirada nosotros mismos o se nos olvidó la ternura que nos dio el Padre, como nos dice en el capítulo 11 del Profeta Oseas.  Y se nos olvida cómo se da ternura.  El Corazón de Cristo es la ternura de Dios.  "¿Cómo puedes ser menos? ¿Cómo puedo abandonarte? Cuando estás solo, desorientado, perdido, ven a mí, y te salvaré, te consolarte".

Hoy me pregunto, en este retiro, que hay que hacer para ser pastores con la ternura de Dios.  Dejando el "látigo" colgado en la sacristía y ser pastores con esa ternura, incluso con los que va a crear más problemas.  Es una gracia. Es una gracia divina. No creemos en un Dios etéreo (abstracto o irreal), creemos en un Dios que se hizo carne, que tiene un corazón y este corazón nos habla hoy así: "Ven a mí. Si usted está cansado, cargado, y yo os haré descansar. Más a los trata con ternura, con la misma ternura con que los trato".  Esto nos dice hoy el Corazón de Jesucristo, y que es lo que en esta Misa pido para ti y para mí también.




[1] Esta traducción no es una traducción oficial, ni mucho menos pretende serlo.  Si use como base para esta traducción la versión oficial del Vaticano en italiano.  Si encuentras algún error que con humildad tengo que decirte que lo más seguro que lo haya te pido que me lo dejes saber consultas@catequesisdeadultos.com y/o Daniel Ben Rosali / Facebook.  Esta traducción solo pretende ser un instrumento para la reflexión sobre estas bellas palabras pronunciadas por el Papa Francisco el día viernes 12 de junio del 2015.  ¡Que Dios en su infinito Amor y Misericordia los Bendiga a todos!  
Publicar un comentario

Preguntas & Respuestas: Capítulo Segundo de San Mateo (Epifanía de los Magos de Oriente) …

Pregunta: Un testigo de Jehová me dice que e l C apitulo Segundo de San Mateo la estrella era él Diablo y que D...

Acerca de mí

Mi foto

Catequesis de Adultos es presentado a ustedes por este su hermano y servidor Daniel Cáliz. En la misma pretendo ofrecer recursos conforme a la enseñanza de la Iglesia Católica y por ende del Magisterio de la Iglesia. Esperamos que puedan sacar el mejor provecho del material disponible para la catequesis en especial para los adultos.  Recuerda que para conocer y recibir a Cristo nunca es tarde. 

Actualmente soy miembro de la Parroquia San José (St Joseph's Catholic Church) (Dalton, GA) desde el año 2000. Soy Ministro Extraordinario de la Sagrada Comunión. Además estoy muy involucrado en la Catequesis de Adultos en la parroquia. De igual forma, en la Pastoral Hispana dentro de la parroquia.

Además soy consultor para el Catholic.net en las áreas de catequesis y pastoral hispana en los Estados Unidos.

Visita Catequesis de Adultos- Blog y dejarnos tus comentarios.