Anawim Ministry Inc. (Ministerio Anawim Inc.)

Curriculum y Historial de Pastoral

CdeA (Catequesis de Adultos)

10 jul. 2015

Evangelio y Reflexión del día: “¡Los envío como ovejas entre lobos!” (Mt. 10, 16)


Yo estoy “casi seguro” que alguna vez has escuchado hablar o has leído sobre la “Nueva Evangelización” (NE).  Como consecuencia lógica nos debemos preguntar: ¿Qué es la Nueva Evangelización?  Podríamos decir que la NE es retornar al corazón mismo de la identidad de la fe dentro de la Iglesia Católica.  Pero no es solo retornar sino más bien compartirla mediante nuestro diario obrar y cuando podamos y sea necesario por medio de la palabra ya sea escrita o hablada. 

Jesucristo, como nos dice Benedicto XVI: “el primer y supremo evangelizador” le pidió a los apóstoles que hicieran que todos los pueblos sean discípulos del Señor, bautizándolos en nombre de la Trinidad Santa y adoctrinarlos en lo que Jesucristo nos ha enseñado (ver Mt. 28, 19-20).  O sea que la evangelización es un mandato del mismo Jesucristo y como tal debemos asumir seriamente ese compromiso.
Este término “Nueva Evangelización” fue usado por primera vez por San Juan Pablo II el Magno en ocasión de la apertura de la XIX asamblea general del CELAM en Port-au-Prince, Haití en 1983.  Pero cuando leemos la Exhortación Apostólica Evangelii Nuntiandi del Beato Pablo VI veremos que el Papa polaco se inspiró en este para anunciar la NE (ver Evangelii nuntiandi # 52 & 56). 

El Evangelio que nos presenta la liturgia hoy el Señor nos advierte que esta misión y tarea de anunciar la Buena Nueva de Jesucristo no es nada fácil.  Este evangelio que fue real en tiempo de los apóstoles sigue y seguirá siendo real en nuestro tiempo para todos aquellos que de una forma u otra estamos comprometidos con la Nueva Evangelización.  Vamos a tener siempre críticas y muchas de estas serán condenatorias.  Vamos a tener obstáculos y mucho de estos parecerán estar atados con las piedras más pesadas que si nos tiraran al mar con ellas sería muy difícil salir de lo profundo del mar.  Pero Jesús no se limita a decirnos las dificultades sino también nos da la respuesta. Y esa respuesta se llama el Espíritu Santo.
Como nos dice el autor australiano católico Frank J Sheed en su libro “La acción del Espíritu Santo” “estamos en las Manos del Espíritu”.  Cada cristiano tanto a nivel personal como a nivel comunitario debemos estar en las manos del Espíritu Santo.  Cada comunidad eclesial esta en las manos del Espíritu Santo.  Los seminarios donde se forman nuestros futuros sacerdotes están en las manos del Espíritu Santo. 

Los obispos como sucesores de los apóstoles cuya misión es enseñar, santificar y gobernar su Iglesia local que comúnmente llamamos diócesis (o arquidiócesis) están en las manos del Espíritu Santo.  Nuestros presbíteros (aka sacerdotes) cuya misión es guiarnos pastoral y espiritualmente nuestras comunidades eclesiales están en las manos del Espíritu Santo.  Nosotros los laicos (todos aquellos que no poseemos en Orden Sacerdotal) y cuya misión esta en ser sacerdotes (sacerdocio común de los fieles; para ofrecer junto al Sacrificio Mayor de la Eucaristía, presentar también el sacrificio de la vida diaria), reyes (servicio) y profetas (anunciar la gracia, el amor & la fe y denunciar el pecado, el odio, y  la desconfianza).




¡Que el Espíritu Santo nos siga inspirando a llevar esa Nueva Evangelización para que cada persona, cada familia, cada comunidad, cada país, cada continente pueda llegar a ese encuentro personal con Jesús de Nazaret para que nos vaya transformando desde lo más íntimo de nuestros corazones y nuestro ser!  ¡Ven Espíritu Santo y renuévanos en tu amor!
Publicar un comentario

María Siempre Virgen

El dogma de la Virginidad de María nos dice y enseña que María Santísima es (fue, es, y será) virgen antes, durante y después del pa...

Acerca de mí

Mi foto

Catequesis de Adultos es presentado a ustedes por este su hermano y servidor Daniel Cáliz. En la misma pretendo ofrecer recursos conforme a la enseñanza de la Iglesia Católica y por ende del Magisterio de la Iglesia. Esperamos que puedan sacar el mejor provecho del material disponible para la catequesis en especial para los adultos.  Recuerda que para conocer y recibir a Cristo nunca es tarde. 

Actualmente soy miembro de la Parroquia San José (St Joseph's Catholic Church) (Dalton, GA) desde el año 2000. Soy Ministro Extraordinario de la Sagrada Comunión. Además estoy muy involucrado en la Catequesis de Adultos en la parroquia. De igual forma, en la Pastoral Hispana dentro de la parroquia.

Además soy consultor para el Catholic.net en las áreas de catequesis y pastoral hispana en los Estados Unidos.

Visita Catequesis de Adultos- Blog y dejarnos tus comentarios.