Anawim Ministry Inc. (Ministerio Anawim Inc.)

Curriculum y Historial de Pastoral

CdeA (Catequesis de Adultos)

15 ago. 2015

Consultas & Respuestas: ¿Cuántos ministerios existen en la Iglesia Católica?

Saludos mi herman@s tod@s en Cristo Jesús…
Quisiera contestar una pregunta hecha por un hermano a través de Facebook.  La respuesta es sencilla y difícil a la vez.  Veamos porque esto es así. 

La palabra “ministerio” viene del latín “minister” y significa “el (o la) que sirve” (o sirviente).  El minister (en latín) era el sirviente o sea el que estaba subordinado que tenía habilidades o conocimientos propios para su función.  En este sentido podemos decir que la Iglesia tiene muchos ministerios pero solo uno es el Maestro o sea Cristo Jesús.
Podríamos decir que teológicamente hablando hay solo uno ministerio en la Iglesia y este consiste en continuar con el Ministerio (conocido como la Vida Pública de JC) que comenzó Jesús de Nazaret aquí en este mundo.   Pero este único ministerio de la Iglesia que brota del Corazón Amoroso de Jesús se subdivide en muchos ministerios. 
Al Jesús encarnarse y ser Aquel quien por derecho propio era (y es) Maestro se hizo “ministro del Padre” o sea “servidor del Padre Dios”.
Nos debemos preguntar: ¿Cuál esta la finalidad del Ministerio de JC?  Esta consistía en anunciar y presentarnos el Reino de Dios (ver Gn. 3, 15; Is. 1, 1-9; Is. 40, 3-5; Is. 61, 1-4; Mt. 3, 3; Mt. 4, 17; Mt. 4, 23; Mc. 1, 1-11; Mc. 1, 14-15; Mc. 2, 17; Lc. 3, 3-5; Lc. 4, 16-20; Jn. 1, 1-18; Jn. 1, 19-34).   Para ser parte de Reino de Dios hay que vivir en amor (o caridad = amor hecho acción), justicia y paz entre otras cosas.  Veremos que la vida de Jesús, su testimonio, su predicación, sus señales o milagros todos van encaminados a dirigirnos al Reino Dios.
Hay que tener muy claro que todo ministerio en la Iglesia de una forma u otra es “ministerio de evangelización”
Hay ministerios ordenados y consagrados (ordenados o sea el Orden Sacerdotal [obispos, presbíteros {que comúnmente llamamos sacerdotes} y diáconos {transitorio o sea que aspira ser presbítero o permanente que puede ser casado (estos una vez enviudan no se pueden volver a casar y pueden ser ordenados presbíteros)  o soltero pero estos últimos después de ser ordenados no se pueden casar}].  Los seminaristas que estudian para el sacerdocio ante de su ordenación reciben lo que llaman las “ordenes menores” (estos son: Admisión a Orden, Lectorado y Acolitado) luego de esto reciben el diaconado.  
Los que se consagran a la vida religiosa [ya sean hombres {frailes del frater en latín = hermano}… como franciscanos, dominicos, agustinos, mercedarios, etc. {estas anteriores son conocidas como ordenes mendicantes o sea que mendigan} o monjes porque llevan una vida de monacato o monacal {del griego monachos, persona solitaria}… por ejemplo: los benedictinos, trapenses, cartujos}  (dentro de los religiosos varones hay algunos que reciben el Sacramento del Orden Sacerdotal también) o mujeres {sores del latín sor, hermana} y como los hombres hay ordenes mendicantes o monacales].  Estos (hombres y mujeres) acogen vivir libremente lo que la Iglesia llama los consejos evangélicos {o sea con los votos de pobreza, castidad y obediencia}.  Usualmente en el caso de la mujeres a todas les llamamos monjas aunque propiamente unas son sores (o hermanas) y otras son monjas ya que pertenecen a ordenes manacales.
Después del Concilio Vaticano II (1962-1965) se comenzaron los institutos laicales o de vida apostólicas.  Estos (hombres y mujeres) continuando siendo laicos (del latín laicus y del griego laikós, pueblo {de ahí el termino o concepto del Pueblo de Dios} o sea que no pertenecen al Orden Sacerdotal ni Vida Religiosa Consagrada) hacen votos de los consejos evangélicos pero como no llevan una consagrada como los religiosos no usan hábitos.  A estos se le suelen llamar también laicos consagrados.
También estamos los laicos (Pueblo de Dios) que no hacemos los votos o los consejos evangélicos la mayoría somos casados.  El matrimonio y la familia son ministerio de la Iglesia también.   El matrimonio es una vocación que hace Dios.  De la misma forma que Dios llama para la vida consagrada (religiosos consagrados y a laicos) y al Orden Sacerdotal también llama al Matrimonio.  La familia es un ministerio y uno muy especial dentro de la Iglesia por eso la Iglesia le llama la Iglesia Domestica.  La vida de soltería (porque no todos los laicos en la Iglesia son llamados al matrimonio) es un ministerio.
Además para los laicos (casados o solteros) no consagrados y gracias al Concilio Vaticano II hay una gran variedad de ministerios.  Para nosotros los laicos hay ministerios litúrgicos y ministerios apostólicos o de pastoral.
Entre los ministerios litúrgicos están los MESC (= Ministros Extraordinarios de la Sagrada Comunión) {nótese que dije “extraordinario” ya que los ministros ordinarios de Eucaristía (en este caso solo los obispos y presbíteros) y Sagrada Comunión son el obispo, presbítero y el diácono} recordemos que los laicos no somos “ministros de la eucaristía”; lectores o proclamadores de la Palabra; monaguillos (muchas veces a los monaguillos se les llaman acólitos pero en realidad no es correcto llamarles así); ujieres; coro. etc.   Hay otro ministerio litúrgico que no es muy común algunos laicos (varones) por su gran testimonio y distinción en la vida cristiana suelen recibir de parte del obispo la orden menor del acolitado.  Estos realizan la misma función del MESC mas puede purificar en la Santa Misa (cosa que no puede hacer quien es MESC que comúnmente somos reelectos cada cierto periodo (usualmente cada año o cada dos o tres años según la discreción del obispo diocesano).   Como dije no es muy común pero si los hay.
Cada parroquia o comunidad eclesial suele tener su Programas de Educación Religiosa (para niños, adolescentes, jóvenes adultos, y adultos {estos últimos dos suelen integrarse en el Programa de RICA [Rito de Iniciación Cristiana para Adultos]}.  Aquí hay catequistas, comité organizador de las distintas áreas de la catequesis, director(es) del programa(s).  Estos forman parte del ministerio de pastoral y evangelizador de la comunidad parroquial.
También para los laicos hay agrupaciones apostólicas (o Marianas) o parroquiales (ej. Renovación Carismática o Grupos de Oraciones, Camino Neo-Catecúmenal, Asociaciones Marianas, Devociones Católicas, Movimiento de Retiros Parroquiales Juan XXIII, Cristo Renueva tu Parroquia, entre muchos más)  que tienen a su vez distintos ministerios (ej. ministerios de música {no confundir con coros}, ministerio de hospitalidad, etc. etc. etc.}
Hay un ministerio que está floreciendo desde las últimas dos décadas y es los ministerios de los medios de comunicaciones sociales (radio, prensa, televisión e internet).  Este su servidor por ejemplo lleva (lo que yo suelo llamar un “ministerio online”) desde 2005 yo soy consultor para el Catholic.net (sección en español) en las áreas de Catequesis y Pastoral Hispana en USA.  Además llevo mi Blog y mi Página web: Catequesis de Adultos (enlace anterior es de mi blog… mea culpa, mea culpa, mea máxima culpa en mi página web (www.catequesisdeadultos.org) no he podido trabajar desde hace más de un año).
También tuve mi propia radio estación en line (online) por más de 4 años que se solía llamar Radio Anawim del Señor.  Mas llegue por varios años con estación en línea de Radio Siervos Misioneros (esta ya no existe, pertenecía a los Siervos Misioneros de la Santísima Trinidad).  Desde hace casi 5 años este su servidor ha sido coordinador del ministerios radial de nuestra parroquia San José aquí en Dalton, GA.
Como verán hay ministerios muchísimos para escoger para nosotros los laicos y como dice la expresión: “para los gustos los colores”.
Si no estás involucrado en algún grupo parroquial es muy recomendable que lo hagas.  Pero no podemos olvidar (mea culpa) en ministerio del matrimonio y la familia.  Hay que saber crear un balance.  Hay tiempo para todo, Dios, familia, vida sacramental, vida parroquial (de una u otra forma) y nuestra vida espiritual personal.
Como había indicado al principio todo ministerio dentro de la Iglesia es una continuación de una forma u otra del Gran Ministerio Público de Jesús de Nazaret.  En nos presentó e introdujo el Reino del Padre.  Debemos recordar que Jesús le dio las lleves del reino a Pedro como cabeza visible de los Apóstoles.  “Desde el comienzo de su vida pública Jesús eligió unos hombres en número de doce para estar con Él y participar en su misión (cf. Mc 3, 13-19); les hizo partícipes de su autoridad "y los envió a proclamar el Reino de Dios y a curar" (Lc 9, 2). Ellos permanecen para siempre asociados al Reino de Cristo porque por medio de ellos dirige su Iglesia: «Yo, por mi parte, dispongo el Reino para vosotros, como mi Padre lo dispuso para mí, para que comáis y bebáis a mi mesa en mi Reino y os sentéis sobre tronos para juzgar a las doce tribus de Israel» (Lc 22, 29-30)” (CIC # 551).

Todos tenemos una tarea y función en la Iglesia (como sarmientos de Vid) o sea un ministerio que realizar (aunque sea de limpieza, ya que por eso se distinguió uno de los más heroicos en virtudes cristianas de América Martin de Porres el mulato peruano se hizo santo).  Solo nos toca discernir: ¿Cuál es la tuya? ¿Cuál es la mia?  Después de descubrir que Dios quiere para cada uno de nosotros, “manos a la obra” que su Espíritu Santo siempre estará con nosotros.

Dios… Bendiga… Amén.
Publicar un comentario

María Siempre Virgen

El dogma de la Virginidad de María nos dice y enseña que María Santísima es (fue, es, y será) virgen antes, durante y después del pa...

Acerca de mí

Mi foto

Catequesis de Adultos es presentado a ustedes por este su hermano y servidor Daniel Cáliz. En la misma pretendo ofrecer recursos conforme a la enseñanza de la Iglesia Católica y por ende del Magisterio de la Iglesia. Esperamos que puedan sacar el mejor provecho del material disponible para la catequesis en especial para los adultos.  Recuerda que para conocer y recibir a Cristo nunca es tarde. 

Actualmente soy miembro de la Parroquia San José (St Joseph's Catholic Church) (Dalton, GA) desde el año 2000. Soy Ministro Extraordinario de la Sagrada Comunión. Además estoy muy involucrado en la Catequesis de Adultos en la parroquia. De igual forma, en la Pastoral Hispana dentro de la parroquia.

Además soy consultor para el Catholic.net en las áreas de catequesis y pastoral hispana en los Estados Unidos.

Visita Catequesis de Adultos- Blog y dejarnos tus comentarios.