Anawim Ministry Inc. (Ministerio Anawim Inc.)

Curriculum y Historial de Pastoral

CdeA (Catequesis de Adultos)

12 oct. 2015

Las tres dimensiones del Sínodo de las Familias

Este pasado sábado (octubre 10, 2015) estaba escuchando una entrevista en la Agencia Comunicaciones Católica EWTN que le hacían a Monseñor José Ulloa Gómez quien es Obispo de la Diócesis de Cartago en Costa Rica.

Mons. Ulloa explicaba que según su parecer el sínodo se puede dividir en tres dimensiones. Las mismas son las siguientes: eclesial, presencia del Santo Padre, y fraternidad. Estos tres signos deben mostrarse también en todo el diario vivir de la familia.
Quisiera reflexionar en estas tres dimensiones. Para que de esta forma podamos entender mejor el sínodo. Ya de por si la dinámica de este Sínodo Ordinario de la Familia es algo distinto del pasado que fue extraordinario.
Reflexionemos un poco sobre la visión eclesial del sínodo. Para hablar de la visión eclesial del sínodo hay también que hablar sobre la dimensión eclesial de la familia. Lamentablemente la sociedad y el mundo con sus medios de comunicaciones seculares se han dado a la tarea de opacar todo lo implica la familia y el matrimonio según el contexto cristiano. 
En este sentido es de vital importancia que desde nuestras comunidades eclesiales (parroquias, diócesis, etc.) desde los sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos debemos hablar y fomentar la belleza tanto del matrimonio como de la familia.  Hoy en día cuando se habla o se presentan familias numerosas (7 hijos o más, como ejemplo)  se les critican y se les miran como si fueran de otro mundo. La dimensión eclesial de la familia debe comenzar desde reconocimiento y la aplicación de la familia como Iglesia Domestica. 
Hoy en día hay muchos que quisieran borrar esta realidad de la familia como Iglesia Domestica. Recordemos que las familias salen hombres con la vocación al sacerdocio. Tengamos en cuenta también que dentro del núcleo familiar han de salir hombres y mujeres con el llamado a la vida religiosa. Acordémonos que de la familia salen hombres y mujeres con la vocación al matrimonio para que un día también nazca una nueva familia. Por eso para un cristiano no debe ser imposible ver a la familia desde la visión eclesial que la marca como sacramento o signo de este mundo y que la encamina para la vida.
Nos debemos preguntar ¿Qué implica la intervención y presencia del Papa Francisco en el Sínodo de los Obispos? Como bien mencionaba Mons. Ulloa en su entrevista dicha presencia del Santo Padre es signo de unidad y de comunión. Actualmente al que desfragmenta la familia es la división religiosa que es muy común ver en las familias.
Nos podríamos preguntar también ¿Por qué impacta el Papa Francisco cada vez que habla o expone situaciones de la familia? De acuerdo a mi experiencia en Filadelfia que estuve tanto para el Encuentro de la Familias como su visita a Filadelfia podría decir que es porque sus palabras no salen solamente de la boca hacia afuera sino más bien que el habla con el corazón y para el corazón según su experiencia vivida como pastor. Podría decir sin temor a equivocarme que el Papa Francisco es un obispo que huele a pastor.
El hecho de que el Santo Padre esté presente en el sínodo nos indica que Pedro como cabeza visible de la Iglesia que Cristo mismo fundo se preocupa no solo grandemente sino también activamente ayudando en todo lo que está a su alcance para aliviar las condiciones críticas por la que están pasando las familias. Muestra de esto lo es la persecución a los cristianos en Medio Oriente.
A los católicos y a todos los seres humanos de buena nos toca orar para que esta presencia del Santo Padre no solo en el sínodo sino en todos los lugares donde sea necesario siempre irradie a Cristo Jesús. Irradie a Jesús que camina con su pueblo y que por medio de su Paráclito, su Espíritu Santo nos consuela y nos da los carismas, dones y frutos que llevar a renovar la familia en el amor fraternal que nos da en primer lugar el mismo Jesús.
La última dimensión que nos mencionaba Mons. Ulloa era la fraternidad. Es hermoso ver como los obispos junto a los peritos y auditores del sínodo viven esta fraternidad que no es algo aislado en el sínodo sino que es algo que permanece para siempre. La vida fraternal cristiana no significa que siempre estemos de acuerdo. Como seres humanos siempre habrá diferencias pero por esa experiencia personal con quien nos hace hermanos o sea Cristo Jesús aun en la diferencia siempre aprenderemos algo que nos pueda hacer crecer en la fe y en el amor que nos da y nos mandó a vivir el mismo Señor Jesucristo.
“Un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo, un solo Dios y Padre de todos, que está por encima de todo, lo penetra todo y está en todo” (Ef. 4, 5-6). La Iglesia o sea todos los bautizados desde la diversidad de culturas y naciones estamos llamados a ser por el bautismo uno en el Señor, en la fe y en el amor que Cristo nos pide mostrar fraternalmente.

María Madre de la Iglesia intercede por cada uno de los bautizados que componen sus respectivas familias que en el amor de Dios seamos un cuerpo eclesial, con la presencia del sucesor de Pedro y que siempre vivamos la fraternidad que tu Hijo Jesús nos mostró y nos pidió.  Que así sea. 
Publicar un comentario

María Siempre Virgen

El dogma de la Virginidad de María nos dice y enseña que María Santísima es (fue, es, y será) virgen antes, durante y después del pa...

Acerca de mí

Mi foto

Catequesis de Adultos es presentado a ustedes por este su hermano y servidor Daniel Cáliz. En la misma pretendo ofrecer recursos conforme a la enseñanza de la Iglesia Católica y por ende del Magisterio de la Iglesia. Esperamos que puedan sacar el mejor provecho del material disponible para la catequesis en especial para los adultos.  Recuerda que para conocer y recibir a Cristo nunca es tarde. 

Actualmente soy miembro de la Parroquia San José (St Joseph's Catholic Church) (Dalton, GA) desde el año 2000. Soy Ministro Extraordinario de la Sagrada Comunión. Además estoy muy involucrado en la Catequesis de Adultos en la parroquia. De igual forma, en la Pastoral Hispana dentro de la parroquia.

Además soy consultor para el Catholic.net en las áreas de catequesis y pastoral hispana en los Estados Unidos.

Visita Catequesis de Adultos- Blog y dejarnos tus comentarios.