Anawim Ministry Inc. (Ministerio Anawim Inc.)

Curriculum y Historial de Pastoral

CdeA (Catequesis de Adultos)

30 nov. 2015

¡La hermenéutica de la misericordia!

Según Wikipedia la palabra “hermenéutica proviene del verbo griego jermeneueien que significa interpretar, declarar, anunciar, esclarecer y, por último, traducir”.  Según la mitología griega Hermes era el dios que era el mensajero e intérprete de los dioses. 

La hermenéutica es la técnica o método de interpretación de textos en especial los textos sagrados de la Palabra de Dios.   Esta última suele ser llamada Hermenéutica Biblica.   Esta presupone que el intérprete tiene conocimiento de los lenguajes bíblicos (arameo [hebreo]; griego koiné[1]; y en ocasiones latín) y de las ciencias que contribuyen a un mejor entendimiento de las Sagradas Escrituras. Que entre las cuales se podrían mencionar: arqueología [en especial arqueología bíblica],  historia, lingüística, patrística[2], entre otras áreas relacionadas.
Por otro lado aunque muchos suelen usar como sinónimos las palabras hermenéutica y exegesis esta última suele diferenciarse de la primera en varias cosas o tópicos.  Por exegesis[3] (del griego exegueomai que significa explicar) se entiende la investigación y búsqueda objetiva del verdadero sentido de las Sagradas Escrituras.  Esta se considera un área de estudio de la teología.
Hay ciertas cosas que debemos entender de la Palabra de Dios en especial en el Antiguo Testamento.  Primero la Biblia no es un libro de datos ni de historia tal como entendemos actualmente la historia.  La Palabra de Dios hay que entenderla desde el pacto o alianza ya Antigua Alianza en el Antiguo Testamento o la Nueva Alianza en el Nuevo Testamento.  Toda la Palabra de Dios del principio al final apunta a Cristo.  Por eso en el Antiguo Testamento vamos a ver prefiguraciones ya sean de Cristo o de los sacramentos.  Desde el Libro del Génesis vamos a ver después de la caída del pecado Dios nos da una promesa de redención y salvación que se hará una realidad en Cristo Jesús.
Ahora vayamos a lo que nos indica el título de esta reflexión.  Primero nos debemos preguntar ¿Qué es la misericordia?[4]  En el artículo que escribí hace varios meses en mi Blog: Catequesis de Adultos titulado  “¡La misericordia como definición del amor!” definí lo que es la misericordia.  En el mismo explicaba la etimología o el origen de la palabra de esta palabra del latín el cual es misere que significa miseria o necesidad
Basándonos en toda la Palabra de Dios tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento de algo estamos necesitados y tenemos una miseria muy grande que cubrir para con nuestras vidas y es poseer al mismo Dios y que Este nos brinde incondicionalmente su gran Amor.   Por eso grandes santos de la Iglesia han dicho a través de los siglos de la historia de la Iglesia que el amor de Dios lo cura todo.  En otras palabras si la misericordia se trata de que cubran nuestras miserias y por ende nuestras necesidades. El acto de misericordia de Dios por excelencia es brindarnos y darnos su Amor Infinito.
El Libro de los Salmos en varias ocasiones expresa esas muestras de fe y esperanza de los fieles del Señor que serán asistidos en los momentos de gran espera de la misericordia de parte de Dios.  “Está el ojo del Señor sobre los que le temen, y sobre los que esperan en su amor, para arrancar sus vidas de la muerte y darles vida en momentos de hambruna” [Sal. 33 (32), 18-19].  El hagiógrafo o autor sagrado pone de relieve que Dios se fija en los que le buscan y buscan vivir en su gracia y según sus mandatos y su Alianza de Amor.  Aquí esperar el amor de Dios es sinónimo de espera de su misericordia ya que esta es también definición del amor.
Veamos otro salmo: “Amor y lealtad son todos sus caminos, para el que guarda su alianza y sus mandatos” [Sal. 25 (24), 10].  Aquí nuevamente es usada la palabra amor por misericordia.  No hay que ser un gran teólogo para darse cuenta que cada acto de amor de Dios es la vez un acto de misericordia.  Por eso he dicho en otras ocasiones que la teología cristiana es la teología del sentido común.
El Evangelio de San Lucas nos presenta el Cantico de María o el Magnifica este sin duda alguna podríamos decir que además de ser un cantico a la grandeza de Dios es un cantico a su inmensa misericordia.  Comienza María diciendo: “Alaba mi alma la grandeza del Señor y mi espíritu se alegra en Dios mi salvador porque ha puesto los ojos en la pequeñez de su esclava” (Lc. 1, 46-48).  Segué diciendo María: “porque ha hecho en mi favor cosas grandes el Poderoso, Santo es su nombre y su misericordia alcanza de generación en generación a los que le temen” (Lc. 1, 49-50).  Aquí pudiéramos definir misericordia como amor.  Más aun aquí María con una gran intuición del amor y la misericordia de Dios nos está presentando una gran promesa.
Nos debemos fijar que para que el amor y la misericordia broten del corazón de Dios debemos tener temor de Dios.  Recordemos que es el temor de Dios.  Aquí no se habla de miedo sino en todo lo contrario.  El temor de Dios implica reconocer que Dios es todo amor y toda misericordia y cuando lo ofendemos rápidamente reconocer que su amor y misericordia no merece que le hayamos ofendido.  
Además porque reconocemos ese infinito amor e infinita misericordia de Dios reconociendo nuestra debilidad y pecado (examen de conciencia) en sincero arrepentimiento (propósito de enmienda) queremos prontamente retornar a sea amor y misericordia del Eterno y Grandioso Dios.
La Carta a los Romanos San Pablo nos muestra que Dios teniendo toda la razón para condenarnos opto por la misericordia como vía de su redención por nosotros.  “Dios ha aguantado con mucha paciencia vasijas que solamente merecían su ira y que después de hacerlas serían reducidas a pedazos; con ellas quería manifestar su justicia y dar a conocer su poder.  Asimismo quiere manifestar las riquezas de su gloria con otras vasijas, las vasijas de la misericordia, que ha preparado de antemano para la gloria” (Rm. 9, 22-23).
Aquí es muy conveniente que nos preguntemos ¿Cuál es la consecuencia del pecado?  Hay decirlo muy claro que la consecuencia del pecado es la muerte.  Cuando el Pueblo de Israel salió de la esclavitud de Egipto y una vez que estaban en el Monte Sinaí Dios estableció una Alianza con el pueblo que El escogió.  Aquí Dios estableció la liturgia[5] como signo visible (sacramento) de la adoración que Israel le debía al Señor estaba los sacrificios.  O sea el signo visible y externo (sacramento) que representaba y significaba una realidad interna (espiritual) mucho más grande y trascendente que la primera.  Ahora les pregunto: ¿pueden ver la similitud con nuestros sacramentos católicos? 






De entre los distintos sacrificios que el pueblo de Israel realizaba estaba el sacrificio por el perdón de los pecados[6].  Entre más alto fuera el rango que tenía la persona que brindar un animal (novillo, cordero, cabrito, etc.) sin defecto.  El animal era sacrificado (derramamiento de sangre) y se esparcía la sangre.  La persona que hacia este sacrificio tenía que confesar verbalmente sus pecados y eran descargados sobre el animal.  Esto es prefiguración de la muerte de Jesús en la Cruz por la redención de nuestros pecados.  Esta después del mismo Amor de Dios es la acción misericordiosa más grande de Dios.  Recordemos que Cristo Jesús nos redimió por amor.
Hay muchísimos más textos bíblicos que nos muestran el amor y la misericordia de Dios para sus hijos.  Nos debemos preguntar día a día ¿sabemos reconocer el amor y la misericordia infinita de Dios?  Más aun nos debemos preguntar también ¿soy canal, puente e instrumentos para otros del amor y la misericordia de Dios?
Padres de familia ¿somos instrumentos del amor y la misericordia de Dios con nuestros hijos?  Hijos en sus familias ¿somos instrumentos de ese amor incondicional y misericordia infinita de Dios con mis padres y demás familiares?  Todos en las familias ya seamos abuelos, tíos, etc. etc. nos debemos hacer preguntas como estas y hacer un bien examen de conciencia. 
Recordemos que siempre hay cabida para mejorar en el amor y la misericordia en nuestras vidas.  Seamos buenos y dignos ejemplos en todas las áreas de nuestro diario vivir.
“Bienaventurados los misericordiosos, porque obtendrán misericordia” (Mt. 5, 7).




[1] La palabra koiné significa lengua o habla.  El griego koiné también era conocido como griego helénico.
[2] Patrística o patrología es la ciencia estudia escritos de los Padres de la Iglesia.
[3] La exegesis se contrapone a la eiségesis que es el proceso de interpretación de un texto o parte de un texto, de tal manera que introduce una presuposición propia, una interpretación personal, subjetiva y hasta prejuiciosa sobre el texto.
[4] En mi reflexión “¡La misericordia como definición del amor!” había explicado que es la misericordia: tener misericordia es poseer un corazón solidario con todos aquellos que tienen y padecen necesidad.
[5] Liturgia significa el trabajo o acción del pueblo y de aquí en adelante el trabajo de Israel seria adorar al Señor.  Esta ahora es nuestro trabajo como cristianos adorar a Dios ya que nosotros somos el Pueblo de Dios.
[6] Leer capítulo 4 del Libro del Levítico.
Publicar un comentario

María Siempre Virgen

El dogma de la Virginidad de María nos dice y enseña que María Santísima es (fue, es, y será) virgen antes, durante y después del pa...

Acerca de mí

Mi foto

Catequesis de Adultos es presentado a ustedes por este su hermano y servidor Daniel Cáliz. En la misma pretendo ofrecer recursos conforme a la enseñanza de la Iglesia Católica y por ende del Magisterio de la Iglesia. Esperamos que puedan sacar el mejor provecho del material disponible para la catequesis en especial para los adultos.  Recuerda que para conocer y recibir a Cristo nunca es tarde. 

Actualmente soy miembro de la Parroquia San José (St Joseph's Catholic Church) (Dalton, GA) desde el año 2000. Soy Ministro Extraordinario de la Sagrada Comunión. Además estoy muy involucrado en la Catequesis de Adultos en la parroquia. De igual forma, en la Pastoral Hispana dentro de la parroquia.

Además soy consultor para el Catholic.net en las áreas de catequesis y pastoral hispana en los Estados Unidos.

Visita Catequesis de Adultos- Blog y dejarnos tus comentarios.