Anawim Ministry Inc. (Ministerio Anawim Inc.)

Curriculum y Historial de Pastoral

CdeA (Catequesis de Adultos)

14 nov. 2015

Preguntas & Respuestas: Significado del Texto de San Lucas 17, 26-37.

Pregunta:
Buenos días hermanos:
Ayer, una buena amiga, compartió conmigo la lectura diaria por WhatsApp. Luego nos encontramos y nos dimos cuenta que ninguno de los dos entendíamos su significado: San Lucas 17, 26-37 ¿Podrían ayudarme a entenderlo? Gracias, Bendiciones... (Pregunta vía Facebook).

Respuesta:
Saludo querido hermano…
Antes que nada quisiera establecer algunos criterios que los católicos debemos usar al interpretar la Palabra de Dios.  Para nosotros los católicos según ensena el Magisterio de la Iglesia (o sea el Papa y los Obispos en comunión) la Palabra de Dios está compuesta de dos fuentes y estas son la Tradición Apostólica y la Palabra Escrita o la Biblia.  “Muchas otras señales milagrosas hizo Jesús en presencia de sus discípulos que no están escritas en este libro. Estas han sido escritas para que crean que Jesús es el Cris to, el Hijo de Dios. Crean, y tendrán vida por su Nombre” (Juan 20, 30-31).
El Catecismo de la Iglesia Católica (CIC) número 110 citando a su vez el Constitución Dogmática Dei Verbum sobre la Divina Revelación (DV) del Concilio Vaticano II nos explica que: “Para descubrir la intención de los autores sagrados es preciso tener en cuenta las condiciones de su tiempo y de su cultura, los ‘géneros literarios’ usados en aquella época, las maneras de sentir, de hablar y de narrar en aquel tiempo. ‘Pues la verdad se presenta y se enuncia de modo diverso en obras de diversa índole histórica, en libros proféticos o poéticos, o en otros géneros literarios’ (DV 12, 2).” Los contextos que hay que considerar cuando leemos un texto bíblico son los géneros literarios, las condiciones (creencias, cultura, etc.) del tiempo y los procesos de revelación que tomaron parte en estos Sagrados Textos.
Veamos algunos datos en este texto lucano sobre lo que previamente he explicado.
Género literario: Apocalíptico
El género apocalíptico (apocalipsis del griego apokalypsis = revelaciones) es género que está lleno de un lenguaje simbólico (con muchas imágenes) y alegórico (alegoría del griego allegorein = hablar figuradamente, es una figura literaria o tema artístico que pretende representar algunas ideas valiéndose de formas humanas, animales o de objetos cotidianos) como lo es en el Libro del Apocalipsis que busca pervivir y continuar la herencia literaria profética.
Procesos de Revelación
Este es un proceso de unos 2,000 años de conocimiento que se nos ha sido revelado. Esta parte del contexto es muy importante considerarla especialmente para aquellos que fuimos educados religiosamente en el sistema del “catecismo de preguntas y respuestas”
Esta educación donde había que memorizar preguntas y respuestas sin que contradijeran una con las otras.  Por lo regular, nunca se nos preguntó si estábamos de acuerdo con las repuestas.  Aunque estas repuestas nos dieron una valiosa información y un vocabulario en el que podemos hablar de una realidad espiritual no nos ayuda a entender o probar los misterios de fe más allá del entendimiento o nuestras habilidades.  De igual forma, comprender aquellas respuestas que siguen “inadecuadas” a la verdad.
Además recordemos que la Biblia no son libros de datos sino más bien estos son libros de revelaciones.  La revelación en el Antiguo Testamento es progresiva.  Además toda la Palabra de Dios desde el Génesis hasta el Apocalipsis apunta y se encamina hacia Cristo Jesús.  Como nos enseña la Iglesia Jesucristo es la fuente y el culmen de la Revelación Divina.
Teniendo estas cosas en cuenta vayamos al texto en cuestión.
Para ver el contexto de esta lectura hay que ver que provoco esta declaración de Jesús.  Si nos fijamos desde el versículo 20 (Lc. 17, 20 & ss.) nos daremos cuenta que los fariseos les están preguntando a Jesús  “¿Cuándo llegará el Reino de Dios?” a lo que Jesús les responde que el Reino de Dios no es únicamente una realidad material sino más bien es una realidad espiritual y requiere de aptitudes más allá del quehacer humano.
“Como  el fulgor del relámpago rasga el cielo desde un extremo hasta el otro, así sucederá con el Hijo del Hombre cuando llegue su día.  Pero antes tiene que sufrir mucho y ser rechazado por esta gente” (Lc. 17, 24-25).  Esta primera oración de esta cita es una alegoría que básicamente nos está diciendo que Cristo ha de llegar en el momento menos esperado y que por eso debemos estar preparados.  De esta forma han vivido los santos.  Viviendo día a día en el amor, la bondad y la misericordia de Dios como si fuera el último día.
Luego de esto el hagiógrafo o el autor bíblico nos ponen unos ejemplos del Antiguo Testamento en los que la gente vivía como si nada estuviera viviendo.   
Nos presenta a Noé (diluvio) y Lot (Sodoma y Gomorra) y nos dice el autor que “lo mismo sucederá el día en que se manifieste el Hijo del Hombre” (Lc. 17, 30).  Con esto se nos está diciendo que la paciencia de Dios aunque parece “ilimitada” tiene un límite.
Quisiera poner un ejemplo para que entendamos esto.  Muchas veces queremos juzgar a Dios con nuestro lenguaje que es limitado.  Los autores bíblicos nos estuvieron exentos o ajenos a esto.  Ya que ellos escribieron la Palabra de Dios con sus conocimientos y creencias de la época y más aun con un vocabulario propia de sus épocas.
Recordemos además que Dios se revelo por medios de los eventos (tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamentos).   Te aconsejo que leas mi disertación de cinco partes de cómo se formó la Biblia.
Veremos algunas veces que se habla de la ira de Dios.   ¿Cómo se explica esto?  La ira para los seres humanos es pecado pero para Dios es virtud.  En Dios es una “ira santa” pero para nosotros por mejor intencionada que este no puede ser “ira santa”  o mejor dicho no puede ser virtud porque nuestra naturaleza es contraria a la de Dios.
“Aquel día, el que esté en la terraza, que no baje a buscar sus cosas al interior de la casa; y el que esté en el campo, que no se vuelva atrás.  Acuérdense de la mujer de Lot.  El que intente guardar su vida la perderá, pero el que la entregue, la hará nacer a nueva vida” (Lc. 17, 31-33).
Aquí tenemos otra alegoría que es muy importante tener en cuenta. 
San Lucas nos muestra en unos capítulos antes que nos quiere decir el Señor con esto que acabo de citar (Lc. 17, 31-33). 
“Otro le dijo: ‘Te seguiré, Señor, pero antes déjame despedirme de mi familia.’  Jesús le contestó: ‘El que pone la mano en el arado y mira hacia atrás, no sirve para el Reino de Dios’” (Lc. 9, 61-62).
Nos debemos preguntar dos cosas: primero, ¿en cuántas cosas vanas gastamos nuestra vida? Y después de esto: ¿cuántas cosas nos detienen en el camino de la evangelización, en el camino del anuncio del Reino de Dios?  Como dice la expresión debemos incluir en nuestra oración “que lo pasado es pasado”.
Para concluir quisiera recordar que la segunda venida de Cristo es un misterio.  Recuerdo además que el misterio para el cristiano es aquello que Dios nos revela pero que no lo conocemos del todo.  Al fin y al cabo los misterios no son para entenderlos sino para creer en ellos.
¡Que María Santísima quien conoce mejor que nadie a su Divino Hijo ore e interceda por nosotros para estar siempre preparados porque Cristo viene y no sabemos cuándo!

Dios…Bendiga… Amén!!! 
Publicar un comentario

Preguntas & Respuestas: Capítulo Segundo de San Mateo (Epifanía de los Magos de Oriente) …

Pregunta: Un testigo de Jehová me dice que e l C apitulo Segundo de San Mateo la estrella era él Diablo y que D...

Acerca de mí

Mi foto

Catequesis de Adultos es presentado a ustedes por este su hermano y servidor Daniel Cáliz. En la misma pretendo ofrecer recursos conforme a la enseñanza de la Iglesia Católica y por ende del Magisterio de la Iglesia. Esperamos que puedan sacar el mejor provecho del material disponible para la catequesis en especial para los adultos.  Recuerda que para conocer y recibir a Cristo nunca es tarde. 

Actualmente soy miembro de la Parroquia San José (St Joseph's Catholic Church) (Dalton, GA) desde el año 2000. Soy Ministro Extraordinario de la Sagrada Comunión. Además estoy muy involucrado en la Catequesis de Adultos en la parroquia. De igual forma, en la Pastoral Hispana dentro de la parroquia.

Además soy consultor para el Catholic.net en las áreas de catequesis y pastoral hispana en los Estados Unidos.

Visita Catequesis de Adultos- Blog y dejarnos tus comentarios.