Anawim Ministry Inc. (Ministerio Anawim Inc.)

Curriculum y Historial de Pastoral

CdeA (Catequesis de Adultos)

28 dic. 2015

Consultas & Respuestas: “María presento ofrenda por sus pecados, tuvo más hijos y otros argumentos relacionados” (Parte I)

Consultas & Respuestas: María presento ofrenda por sus pecados, tuvo más hijos y otros argumentos relacionados” (Parte I)
Consulta:  
María presentó una ofrenda por sus pecados: Lucas 2, 21-24 y Levítico 12, 6-8.
Respuesta:
Saludos en Cristo Jesús mi Hermano C…
“Cumplidos los ocho días, circuncidaron al niño y le pusieron el nombre de Jesús, nombre que había indicado el ángel antes de que su madre quedara embarazada.  Asimismo, cuando llegó el día en que, de acuerdo con la Ley de Moisés, debían cumplir el rito de la purificación, llevaron al niño a Jerusalén para presentarlo al Señor, tal como está escrito en la Ley del Señor: Todo varón primogénito será consagrado al Señor. También ofrecieron el sacrificio que ordena la Ley del Señor: una pareja de tórtolas o dos pichones” (Lucas 2, 21-24).
Aquí se mencionan dos ritos diferentes que se juntan en esta visita al Templo. La madre debía purificarse después del alumbramiento, porque la pérdida de sangre la hacía impura (Lev. 12,8). Y el niño, si era el primogénito, tenía que ser consagrado a Dios (Ex. 13,1).
Jesús que no tenía pecados (creo que en eso estamos de acuerdo) pero cumplía fielmente con la ley mosaica (ver Mateo 5, 17-19).  Si como nos dice el Libro del Apocalipsis “nada manchado puede entrar al cielo” (Ap. 21, 27) como consecuencia lógica nos podemos imaginar y deducir que el Verbo (ver Juan 1, 1-18) la Segunda Persona de la Santísima Trinidad NO podía nacer de nada que estuviera manchado por el pecado.  De aquí es que los católicos y ortodoxos creemos que María por la gracia de Dios (ver Lucas 1, 28) fue concebida sin la mancha del pecado original, llena de gracia o sea inmaculada.  Si te fijas el que Dios haya predispuesto que María fuera así (inmaculada y virgen) no era para ella como tal sino para Jesús (el Verbo).  En otras palabras, el motivo de la virginidad, el que ella fuera inmaculada y llena de gracia era el Verbo (Jesús). 
Por eso al final de la anunciación del ángel a María, esta le dice: Yo soy la esclava del Señor, hágase en mí según tu Palabra (Lucas 1, 38).
Al igual que Jesús, María como buena judía cumplía con la ley de Moisés.   Esto no le quitaba para nada los dones que ya Dios le había dado a ella.
Nos podríamos preguntar ¿Por qué todo esto sucedió así?  Primero porque fue la voluntad de Dios, segundo porque y como nos dice la decía el Ángel Gabriel a María en San Lucas: para Dios, nada es imposible (Lucas 1, 37).
“Al cumplirse los días de su purificación, sea por niño o niña, presentará al sacerdote, a la entrada de la Tienda de las Citas, un cordero de un año como holocausto, y un pichón o una tórtola como sacrificio por el pecado.  El sacerdote lo ofrecerá ante Yahvé haciendo expiación por ella, y quedará purificada del flujo de su sangre. Esta es la ley referente a la mujer que da a luz a un niño o una niña.  Si la mujer no puede ofrecer una res menor, ofrecerá dos tórtolas o dos pichones, uno como holocausto y otro como sacrificio por el pecado; el sacerdote hará expiación por ella y quedará pura” (Levítico 12, 6-8).
Es muy conveniente explicar varios puntos.  La revelación en el AT es progresiva.  Por lo tanto es un error querer buscar y establecer doctrina y revelación “inmutable” por lo que dice única y exclusivamente en el AT.   Es importante recordar que toda la revelación del AT apunta de una forma u otra a Cristo.
Es muy oportuno preguntarnos ¿Por qué menciona purificación del pecado en este texto del Levítico?  El pueblo de Israel desde el tiempo de Moisés creía que todo lo alusivo a la transmisión de la vida era sagrado.  Cuando sucedía un parto o derrame seminal (en el varón) estos eran considerados una de vida que debía ser restablecida con toda integridad.  Entonces toda secreción derrame de flujos (menstruación (mujer), semen (hombre), etc., etc. eran considerados pecado.  Se purificaba y se restablecía todo el orden vital por medio del sacrificio.
Si te fijas en el capítulo 16 del Libro del Levítico había sacrificios para el perdón de los pecados.  Comenzando con Aaron (y sus sucesores los Sumos Sacerdotes) que tenían que hacer sacrificios por sus propios pecados (ver Levítico 16, 3-4). 
Aquí el contexto es distinto ya que este sacrificio requería la confesión verbal de los pecados.  Además se rociaba la sangre del animal sacrificado parte en el altar y al pueblo.
El autor de la Carta a los Hebreos nos da comentarios referentes a este tipo de sacrificio y otros (ver Cap. 9 Hebreos).  Este nos explica como Cristo es el Perfecto Sumo y Eterno Sacerdote y como dice el salmo, según el rito de Melquisedec.  Además a la misma vez es la victima el cordero sin mancha.
Pidamos al Espíritu Santo quien es  fuente y dador de vida, autor de la Encarnación del Hijo de Dios guía nuestras vidas para encarnar en nuestras almas y nuestras vidas la voluntad del Padre de un día llegar por medios de nuestras obras de caridad (amor hecho acción) a la morada Eterna de Dios al Cielo  que es la Beatifica y Eterna Presencia de Dios. 
María Santísima Madre de Dios y Madre de Iglesia, tu que dijiste Si y te ofreciste como esclava del Dios Altísimo ora e intercede por tus hijos nacidos un día a la gracia y don de Dios  por medio de las aguas bautismales.
Próximo la Parte II de estas reflexión apologética.
Publicar un comentario

María Siempre Virgen

El dogma de la Virginidad de María nos dice y enseña que María Santísima es (fue, es, y será) virgen antes, durante y después del pa...

Acerca de mí

Mi foto

Catequesis de Adultos es presentado a ustedes por este su hermano y servidor Daniel Cáliz. En la misma pretendo ofrecer recursos conforme a la enseñanza de la Iglesia Católica y por ende del Magisterio de la Iglesia. Esperamos que puedan sacar el mejor provecho del material disponible para la catequesis en especial para los adultos.  Recuerda que para conocer y recibir a Cristo nunca es tarde. 

Actualmente soy miembro de la Parroquia San José (St Joseph's Catholic Church) (Dalton, GA) desde el año 2000. Soy Ministro Extraordinario de la Sagrada Comunión. Además estoy muy involucrado en la Catequesis de Adultos en la parroquia. De igual forma, en la Pastoral Hispana dentro de la parroquia.

Además soy consultor para el Catholic.net en las áreas de catequesis y pastoral hispana en los Estados Unidos.

Visita Catequesis de Adultos- Blog y dejarnos tus comentarios.