Anawim Ministry Inc. (Ministerio Anawim Inc.)

Curriculum y Historial de Pastoral

CdeA (Catequesis de Adultos)

23 ene. 2016

Comentario apologético para un Hermano Esperado (Parte II)

Comentario:
E G: Daniel Caliz, usted dice que su Religión es la verdadera pues no hay religión que salva, es Jesucristo quien redimió ya la humanidad, y las estadísticas dicen que 85 % de personas son católicas... pero déjeme decirle que JESUS DIJO: “Entren por la puerta angosta, porque ancha es la puerta y espacioso el camino que conduce a la ruina, y son muchos los que pasan por él.  Pero ¡qué angosta es la puerta y qué escabroso el camino que conduce a la salvación! y qué pocos son los que lo encuentran” (Mateo 7, 13-14).

K G: ¡Daniel Caliz gracias de corazón en el amor de Cristo soy católica y con orgullo lo digo y le doy gracias a Dios por su amor y por darme la verdad... este muchacho E G!  Dice tener la verdad.  En hablando tantas verdades pero siempre criticando a las imágenes... respóndale con ese descernimiento tan precioso que mi Dios le ha regalado Dios me lo bendiga estaré orando por usted…
E G: Krissia Gómez, Yo no he dicho tener la verdad.  Fue Jesucristo quien dijo YO SOY LA VERDAD, yo solo sigo y creo lo que él dijo.... es solo el hermoso Dios quien llegó a la humanidad para salvarle, no la humanidad a él....es de El toda la gloria y lo que hizo lo hizo para su Gloria.
K G: Satanás engaña a la humanidad atreves de las Religiones, pero cada persona es responsable de su propia vida de ser o no engañada, la persona tiene la decisión, de buscar a DIOS O rechazar A Dios por una Religión del mundo...
Respuesta:
Saludos K & E !!!
Espero en Cristo Jesús que ambos estén muy bien.  Mis disculpas por no haber contestado antes estuve con muchos problemas de la espalda (tengo 7 operaciones de la espalda por un accidente que tuve en Irak en el 2004 con el ejercito de los EEUU). 
Hermanito E G, alguna vez usted se ha preguntado porque tenemos la Biblia y por ende podemos leer y meditar la Palabra de Dios.  Tengo que decirle a usted y a muchos otros hermanos, que tenemos ese privilegio gracias a la Iglesia Católica.  Fueron las primeras comunidades de cristianos que fueron recopilando y editando las tradiciones orales y escritas de la predicación de las primeras generaciones de cristianos en especial la predicación de los Apóstoles para formar la Palabra de Dios en el orden que la tenemos actualmente.
¿Qué implica esto?  La Iglesia es primera que la Palabra de Dios (Biblia).   Yo sé que si le incluyo citas de los Padres de la Iglesia (entre ellos los Padres Apostólicos [que fueron discípulos directos de los Apóstoles] y los Padres Apologistas [que fueron los padres que comenzaron a realizar defensa de la ante los emperadores romanos y su sociedad]), escritos de teólogos (desde Santo Tomas de Aquino hasta los de hoy en día) o de los escritos oficiales de la Iglesia (encíclicas, cartas apostólicas y el Catecismo de la Iglesia Católica) usted me vas a decir eso no está en la Biblia.  Pero tengo que decirle que todas estas fuentes (personas) de escritos están 100% basados en la reflexión bíblica.  De hecho algunos de estos escritos están escritos antes de los mismos evangelios (ejemplo, Didaché o Doctrina de los Apóstoles). 
Te invito a que leas la disertación (contiene cinco partes) que hice varios años atrás (para unas de mis clases de teología) sobre cómo se formó la Biblia que se titula: “¿Qué sabemos de la Biblia?”
Mi muy apreciados Hermano E G, desde que comencé a escribir esta sección de apologia (defensa de la fe) nunca he dicho que la religión salva ni muchos menos que la Iglesia Católica salva.  Yo estoy muy consciente y así lo creo que solo Cristo Jesús salva.  Te incluyo los enlaces que estas reflexiones apologéticas que he escrito como evidencia de eso que acabo de indicar.
Pero hay que entender que Jesucristo fundo la Iglesia, en primer lugar, para que fuera católica y para que fuera sacramento o signo universal de la salvación (ver Catecismo de la Iglesia Católica [CIC] # 774–776).  La palabra católica proviene del katholikós que significa universal.  El uso combinado de la palabras iglesia y católica “la Iglesia Católica” (he katholike ekklesia – griego) fue escrita por primera vez en la Carta de San Ignacio de Antioquía (discípulo directo de San Pablo y San Juan) a los de Esmirna la cual data del año 110 d.C. El texto dice: “Dondequiera que esté el obispo, dejen que esté la gente, incluso como donde esté Jesús, ahí está la Iglesia universal [katholike].”
Cristiano es mi nombre, y católico mi apellido. El primero me denomina, mientras que el otro me instituye específicamente. De esta manera he sido identificado y registrado... Cuando somos llamados católicos, es por esta forma, que nuestro pueblo se mantiene alejado de cualquier nombre herético (San Pacián de Barcelona, 375 d.C. Carta a Sympronian).  San Pacián es uno de los Padres de la Iglesia fue Obispo de Barcelona.
Algo que hay que establecer muy claro nuestra religión (la tuya, la mia, la de todos los bautizados) es el Cristianismo.  El Catolicismo (la primera la única fundada por Jesús de Nazaret) es una de las formas del cristianismo como lo es la Iglesia Evangélica, Pentecostal o Bautista que quizás usted pertenece a alguna de estas.
Veras que la misma Palabra de Dios nos demuestra y expone el carácter universal o católico que el mismo Jesucristo quiso para la Iglesia.  
“Jesús se acercó y les habló así: ‘Me ha sido dada toda autoridad en el Cielo y en la tierra.  Vayan, pues, y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos. Bautícenlos en el Nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enséñenles a cumplir todo lo que yo les he encomendado a ustedes. Yo estoy con ustedes todos los días hasta el fin de la historia’” (Mateo 28, 18-20). 
“Y les dijo: ‘Vayan por todo el mundo y anuncien la Buena Nueva a toda la creación.  El que crea y se bautice, se salvará; el que se niegue a creer será condenado’” (Marcos 16, 16).
Aunque se podría decir que “la religión salva” pero para que puedas entender esto que mencione previamente definamos lo que es y significa la palabra religión.  Esta proviene del latín religare o sea que esta religado (ligado a) o vinculado a una divinidad.  En otras palabras estamos hablando de una relación y como tú y yo sabemos no es una simple relación sino que es (y debe ser) una relación única y vibrante que ha cambiado nuestras vidas para siempre.  Esto es lo que solemos llamar conversión.
Es por medio de esta relación o trato (religión) que llevamos con Dios y con los hermanos y cumpliendo lo que Él nos pide, que le ha dejado a la Iglesia por medio del depósito de la fe.  Es por eso que San Pablo habla de la Iglesia como el Cuerpo Místico de Jesús donde Él es la Cabeza y nosotros solos las demás partes del cuerpo eclesial (ver 1Cor. 12, 12-31).  Como podrás apreciar toda religión debe tener un orden o método.
Cuando comienzas a estudiar seriamente lo que es la Iglesia Católica te darás cuenta que sus leyes (derecho canónico), las normas, las costumbres y hasta la moral cristiana están en la Iglesia para facilitar el poder seguir los cuatro pilares de la Iglesia.  ¿Cuáles son estos?  Los Cuatro Pilares de la Iglesia que los católicos proclamamos en el Credo.  La Iglesia es: Una... Santa... Católica... Apostólica.
¿Qué es e implica en realidad la Iglesia Católica, sin prejuicios
La Iglesia que nació desde la Vida Pública del Señor tuvo por el don y la gracia del Espíritu Santo su epifanía o manifestación publica en Pentecostés.   Cuando Jesús le dice a Pedro: “Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y el poder de la Muerte no prevalecerá contra ella” (Mateo 16, 18).   Yo sé que me vas a decir que Pedro (arameo ‘Cefas’ o ‘Kefas’ y en griego ‘petros’ y en latín ‘petrus’) era la roca pequeña y Jesús es la roca grande.  Bueno tengo que decirte que en el arameo idioma original (que lamentablemente no quedan copias en este idioma solo hay copias en griego) en que se escribió este Evangelio de San Mateo no hay tal distinción.  En griego hay una pequeña distinción pero no es como nuestros “hermanos esperados” quieren hacer ver.  Más adelante explicare dicha distinción en griego.
Reconstruyamos en contexto de esta cita bíblica.  Para esto debemos hacer como dice el refrán: un poquito para atrás por favor.  
Vayamos al versículo 15 de este capítulo 16 de Mateo, este nos dice que Cristo después de haber preguntado “¿Quién dice la gente (los hombres) que es el Hijo del Hombre?” (v 13) y luego que estos dieron contestaciones (Juan el Bautista, Elías, Jeremías, o algún otro de los profetas) a esta pregunta inicial Jesús le pregunta a los discípulos “y ustedes ¿Quién dicen que soy yo?” (v 15).   (Mi abuelita solía decir que Pedro era como el arroz blanco, que estaba metido donde quiera, [ya que el arroz banco combina con casi todo en el repertorio del menú.])  Pedro y me puedo imaginar con gran ímpetu, le dice a Jesús, tú eres el Mesías (= el Cristo o sea el Ungido), el Hijo del Dios Vivo (v 16).   Como consecuencia de la respuesta de Pedro, Jesús le dice: Bienaventurado eres Simón hijo de Jonás porque esto no te lo ha revelado ni la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en los cielos” (v 17).
Luego de todo lo anterior que acabo de mencionar Jesús le dice a Pedro (Jesús hablaba el hebreo y el arameo era usado en las sinagogas (estudio & predicación) y en templo (liturgia [sacrificios] & adoración): “Tú eres ‘Kefas (cambio de nombre) y sobre esta ‘Kefas(y dando un honor y por ende una responsabilidad) edificaré mi Iglesia”.  En griego existen varias formas de definir la palabra roca acroniagos que significa piedra angular y por ende podemos deducir que se refiere a Jesús (ver Efesios 2, 20; Salmo 118, 22)y  petras que quiere decir roca pero también existe petros (Pedro en latín “petrus”) cuyo significado es roca firme
Volvamos nuevamente a este texto de San Mateo.  Como podrás apreciar aquí hay dos puntos los cuales son muy importantes poder distinguir.  Primero, Jesús habla en futuro: Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia solo se puede edificar lo que está fundado o en este caso lo que está fundamentado.  La Vida Pública y la Predicación del Reino de Dios de Jesús fueron el fundamento y la base sólida para la edificación de la Iglesia.
En toda construcción ya sea una casa o edificio debe tener una sólida y estable fundación sino el edificio corre el peligro de caerse.   En el caso de la Iglesia la fundación fue la Vida Pública del Señor en la cual se dedicó a instruir y educar a sus apóstoles y primera generación de discípulos.   Luego de esto hasta nuestro tiempo Jesús por medio del Espíritu Santo se ha encargado de edificar la Iglesia.    Por eso la Iglesia (todos los bautizados) está llamada a estar construida sobre la roca (ver Mateo 7, 21-28).
Los Padres de la Iglesia advertían sobre la importancia del primado de Pedro.  San Clemente Romano tercer sucesor de Pedro en el episcopado de Roma escribe una carta a la Iglesia de Corinto en el año 96 d.C.  Esta carta fue de carácter disciplinario ya que estos habían echado a los presbíteros y obispos de la comunidad.   En esta Clemente pide a los rebeldes en la comunidad que se sometieran a sus obispos y presbíteros o que oraran e hicieran penitencia para que fueran perdonados.
Aquí hay varios puntos que vale la pena destacar.  En primer lugar hay destacar que Juan el Evangelista estaba vivo y que este no intervino porque reconocía y sabía muy bien que la autoridad legítima de la Iglesia por encima de él lo era Clemente.  Como Apóstol del Señor Juan pudo haber dicho “bueno como yo soy el ultimo apóstol instituido por el propio Jesús yo tomare carta en el asunto”.  Y como la historia de la Iglesia atestigua eso no fue así. 
San Dionisio de Corinto (obispo de esta ciudad)  daba fe y testimonio que para el año 170 d.C. esta carta de Clemente Romano a los Corintios perduraba la costumbre de ser leída en la Sagrada Liturgia (Eucaristía) Dominical.   Para este mismo tiempo esta carta era de gran estima del gran pedagogo San Clemente de Alejandría (Egipto) la cual era considerada por este como “escritura santa”.   El Padre de la Historia Eclesiástica Eusebio de Cesárea indica que aun en su tiempo –finales del siglo III y primera mitad del siglo IV–, esta epístola de Clemente seguía siendo leída en muchas comunidades cristianas.  Sin duda alguna esto resalta la importancia y trascendencia del primado petrino en la vida eclesial.  De cual hasta fecha tenemos con el Papa Francisco, 266 sucesores del Apóstol Pedro.
Mencionamos previamente el primer punto que Jesús hablaba en futuro: (sobre esta piedra edificaré mi Iglesia).  El segundo punto, es que aquí Jesús nos deja una promesa: el poder de la Muerte no prevalecerá contra ella.  Yo sé que debes estar muy familiarizado con las promesas de Dios en la Palabra de Dios
Dentro de los sucesores de Pedro han habidos, algunos de conducta cuestionable (yo no tengo porque juzgarlos la historia y Dios se encargan de eso) pero nunca han faltado, ni han fallado en cuanto a la doctrina de la Iglesia (fe, moral, costumbres y Tradición Apostólica [Revelación Divina]) se refiere.   Por eso los católicos creemos en el dogma de la Infalibilidad Papal.  Para esto Jesús nos dejó una promesa en la Palabra de Dios.  “Yo te daré las llaves del Reino de los Cielos: lo que ates en la tierra quedará atado en el Cielo, y lo que desates en la tierra quedará desatado en el Cielo” (Mateo 16, 19).
Antes de definir que es el dogma de la Infalibilidad Papal vemos que es un dogma y que implica la definición de un dogma.  ¿Qué es un dogma de feUn dogma de fe es la definición de una verdad de la fe cristiana.  Esta está contenida en la Revelación Divina (Tradición Apostólica & Palabra Escrita [Biblia]) ya sea explícita o implícita.  La definición del dogma está basada en la autoridad y promesa Divina.  El dogma es definido por el Santo Padre o por un concilio.  La Iglesia desde sus primeros siglos tiene una vasta historia con los dogmas.
Muchos piensan que el dogma comienza en la Iglesia desde que es definido. Esto no es así. Veamos un ejemplo, la Inmaculada Concepción de María.  Este fue declarado dogma (verdad de fe) por el Papa Pio IX por medio de la Bula Ineffabilis Deus en 1854.  Esta verdad de fe de la Inmaculada Concepción de María es algo que ha practicado como fe desde los inicios de la Iglesia.
Este dogma Inmaculada Concepción de María tiene su fundamento bíblico en el Evangelio de San Lucas.  Alégrate, llena de gracia el Señor está contigo (Lucas 1, 28).
Cuando una verdad de la fe ha sido declarada dogma es porque ya alguien o algunos han dudado y lo han puesto en tela de juicio.  Recordemos que al declarar una verdad de fe como dogma se hace teniendo en cuenta la promesa de infalibilidad  (ver Mateo 16, 19).
Veamos ¿Qué es el dogma de la Infalibilidad Papal?  Hay muchos que definen este dogma de la siguiente manera: “en 1870 el Papa decidió que era infalible y su opinión irrefutable. Desde entonces los católicos creen que el Papa nunca se equivoca”Esto sin duda alguna no es lo que significa este dogma
“Yo rogaré al Padre y les dará otro Paráclito que permanecerá siempre con ustedes, el Espíritu de Verdad, a quien el mundo no puede recibir, porque no lo ve ni lo conoce. Pero ustedes lo conocen, porque está con ustedes y permanecerá en ustedes” (Juan 14, 16-17).  La Infalibilidad Papal es el carisma por el que la Sede de San Pedro (El Papa) siempre permanece libre de error alguno, según la divina promesa de nuestro Señor y Salvador al príncipe de sus discípulos: ‘Yo he rogado por ti para que tu fe no falle; y cuando hayas regresado fortalece a tus hermanos’ (Lucas 22, 32) (Pastor Aeternus; cf. Denzinger 3074).
“El Romano Pontífice, cabeza del colegio episcopal, goza de esta infalibilidad en virtud de su ministerio cuando, como Pastor y Maestro supremo de todos los fieles que confirma en la fe a sus hermanos, proclama por un acto definitivo la doctrina en cuestiones de fe y moral [...] ‘La infalibilidad prometida a la Iglesia reside también en el cuerpo episcopal cuando ejerce el magisterio supremo con el sucesor de Pedro’, sobre todo en un Concilio Ecuménico (LG 25; cf. Vaticano I: DS 3074).  Cuando la Iglesia propone por medio de su Magisterio supremo que algo se debe aceptar ‘como revelado por Dios para ser creído’ (DV 10) y como enseñanza de Cristo, ‘hay que aceptar sus definiciones con la obediencia de la fe’ (LG 25). Esta infalibilidad abarca todo el depósito de la Revelación Divina (cf. LG 25)” (CIC # 891).   Este numeral 891 del Catecismo de la Iglesia Católica (CIC) cita varias veces el Concilio Vaticano II en especial el documento Lumen Gentium (Constitución Dogmática sobre la Iglesia)
El Santo Padre quien es el primero del orden episcopal tiene la función y misión de enseñar, santificar, y gobernar a toda la Iglesia.   
Tengo que reconocer que cuando se trata de promesas en la Biblia los católicos nos echamos para atrás y muchas veces impera el silencio y hasta quizás la ignorancia. Esta es mi opinión muy personal, podría estar equivocado, de hecho prefiero estar equivocado en cuanto a este punto que acabo de indicar. Pero gracias a Dios muchos católicos están estudiando cada vez la Palabra de Dios y están comenzando a tomar conciencia de las realidades bíblicas que durante siglos la Iglesia ha tratado de enseñar.
Si nos fijamos en la historia de la Iglesia esta promesa se ha hecho (y es) una realidad muy latente.   Con esto no quiero decir que la Iglesia está en un nicho de cristal puro e inmaculado por el contrario los bautizados vivimos la realidad del pecado.  Como dice la canción de Juan Luis Guerra muchas veces y de distintas formas solemos pasar “el Niagara en bicicleta”.  
Pero como tenemos otra promesa, la Reconciliación (tanto en lo sacramental como en comunitario, lo social, profesional, familiar, y personal).  Unas veces debemos pedir perdón y otras debemos perdonar (ver Mateo 18, 15-21; Mateo 18, 23-35).
Veamos el texto bíblico que has expuesto Mateo 7, 13-14Sin duda alguna el Señor nos da a escoger en este caso como tú mencionas la puerta ancha o la puerta angosta o estrecha tanto los hermanos esperados como los católicos queremos escoger la puerta angosta.   No hablo aquí de escoger sin conocer las consecuencias.  Todos sabemos las consecuencias de la escoger la puerta estrecha.
La pregunta que nos debemos hacer ¿Qué implica la puerta angosta en nuestras vidas?   El Salmo 1 nos puede ayudar en la reflexión: Dichoso el hombre que no va a reuniones de malvados, ni sigue el camino de los pecadores ni se sienta en la junta de burlones, más le agrada la Ley del Señor y medita su Ley de noche y día.  Es como árbol plantado junto al río, que da fruto a su tiempo y tiene su follaje siempre verde. Todo lo que él hace le resulta.  No sucede así con los impíos: son como paja llevada por el viento. No se mantendrán en el juicio los malvados ni en la junta de los justos los pecadores. Porque Dios cuida el camino de los justos y acaba con el sendero de los malos (Salmo 1, 1-6).
Lo que uno siembra en su vida, lo habrá de cosechar. Los que observan la ley de Dios, ya no como mera ley sino como instrumento que Dios usa para demostrarnos su Amor Infinito, tendrán la felicidad en esta vida y en la otra.
Los que la rechazan no prosperarán y cuando parecen prosperar es mera ilusión porque el día menos esperado estos serán llamados a rendir cuentas ante el Dios Altísimo. Este primer salmo nos habla de la felicidad, al igual que el discurso de Jesús  en el monte comenzará  proclamando que los que siguen al Señor serán dichosos o bienaventurados.
Dios... Bendiga... Amén 


Publicar un comentario

Preguntas & Respuestas: Capítulo Segundo de San Mateo (Epifanía de los Magos de Oriente) …

Pregunta: Un testigo de Jehová me dice que e l C apitulo Segundo de San Mateo la estrella era él Diablo y que D...

Acerca de mí

Mi foto

Catequesis de Adultos es presentado a ustedes por este su hermano y servidor Daniel Cáliz. En la misma pretendo ofrecer recursos conforme a la enseñanza de la Iglesia Católica y por ende del Magisterio de la Iglesia. Esperamos que puedan sacar el mejor provecho del material disponible para la catequesis en especial para los adultos.  Recuerda que para conocer y recibir a Cristo nunca es tarde. 

Actualmente soy miembro de la Parroquia San José (St Joseph's Catholic Church) (Dalton, GA) desde el año 2000. Soy Ministro Extraordinario de la Sagrada Comunión. Además estoy muy involucrado en la Catequesis de Adultos en la parroquia. De igual forma, en la Pastoral Hispana dentro de la parroquia.

Además soy consultor para el Catholic.net en las áreas de catequesis y pastoral hispana en los Estados Unidos.

Visita Catequesis de Adultos- Blog y dejarnos tus comentarios.