Anawim Ministry Inc. (Ministerio Anawim Inc.)

Curriculum y Historial de Pastoral

CdeA (Catequesis de Adultos)

17 may. 2016

La Misericordia como base del arrepentimiento y la conversión...

Es una realidad que en todos los temas teológicos, catequéticos, apologéticos y sinopsis o argumentos de la predicación en la Iglesia Católica creen siempre dudas e interrogantes.  Esto es algo que se ha dado durante toda la Historia de la Iglesia Católica y se seguirá dando.  Hoy en día aun con todos los medios tecnológicos esto parece estar desproporcionado.

El Papa Francisco en su Carta Apostólica Misericordiae Vultus (MV) con la que anunció el Jubileo o Año de la Misericordia, en su forma muy única y peculiar nos va presentando distintos puntos que van definiendo lo que es la misericordia.  Primero nos dice que la misericordia es un misterio (ver MV # 2). 
Aquí es sumamente necesario definir lo que es un misterio dentro del cristianismo.  Como ya he explicado otras veces, el misterio a diferencia de lo que el mundo y la sociedad (y por ende los medios de comunicaciones seculares) nos suele presentar sobre el misterio, este dentro la fe cristiana es todo aquello que Dios nos va revelando pero que no conocemos del todo. 
Ejemplo de esto lo son la Santísima Trinidad y la Resurrección del Señor.   Como muy bien ha dicho el Apologista Católico Frank Morera “los misterios son para creerlos y no para entenderlos”.
Volviendo a lo que el Santo Padre nos va definiendo la misericordia tenemos que este nos dice que esta “es fuente de alegría, de serenidad y de paz” y que esta “es condición para nuestra salvación” (ibíd. # 12).
Continua Francisco diciéndonos que la misericordia “es el acto último y supremo con el cual Dios viene a nuestro encuentro”.  Continua diciéndonos que esta “es la vía que une Dios y el hombre, porque abre el corazón a la esperanza de ser amados para siempre no obstante el límite de nuestro pecado” (ibíd. # 12).
Para resumir, la misericordia es el tiempo que Dios con todo su amor y bondad espera por cada uno de nosotros para que nos arrepintamos y nos convirtamos a su Amor y a su Santidad.  En la reflexión: "¡La misericordia como definición del amor!” expliqué la etimología (origen de las palabras) y definición de esta palabra misericordia.
Hay que entender que aunque nosotros los seres humanos podemos y debemos practicar la misericordia, esta es original y proviene de Dios.  Hace poco menos de un año escribí una reflexión que se titula: “¿Cómo me reflejo ante la Misericordia de Dios?” En expongo que Dios es “es paciente y rico en misericordia” (ver Éxodo 34, 6; Efesios 2, 4).  Para poder actuar y practicar la misericordia tenemos pedírsela a Dios en nuestra oración.
En la oración del Padre Nuestro le pedimos a Dios “perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden“.  Esta gran oración y perfecta por excelencia podría decir “concédenos tu misericordia así como nosotros somos misericordiosos con los demás”.
Ahora bien nos debemos preguntar: ¿Para qué Dios tiene misericordia de nosotros?  En este tiempo donde Dios se manifiesta como misericordia infinita, Este (Dios) espera de cada uno de nosotros que nos arrepintamos y nos convirtamos a su Amor y a su Santidad, como ya había mencionado previamente.
Esa conversión o en griego metanoia implica un cambio no superficial sino más bien radical.  Un cambio de mentalidad donde si antes decía mentiras de ahora en adelante voy a decir solo la verdad.  Si antes criticaba de ahora en adelante honro y ennoblezco.  Si antes odiaba de ahora en adelante voy a amar por medio de la caridad (o sea amor hecho acción) fraterna.   Si antes solo pecaba de ahora en adelante solo quiero crecer en la gracia de Dios.
No hay duda de que Dios nos ama porque somos sus hijos (sus hijos adoptivos).  Esto es posible porque Cristo Jesús, el Hijo Unico de Dios siendo fiel a su Padre pagó un precio muy alto por nosotros, para nuestra redención y salvación. 
La conversión no solo me hace ver esto sino que desde ese entonces me hace buscar a invitar y a motivar a otros (en especial con mi testimonio de vida cristiana) que puedan saber y vivir con este estilo de vida, conforme la voluntad de Dios, que yo comencé a vivir.   
Para muchos de nosotros este tiempo de Dios en mostrarnos su misericordia parecería ser un tiempo invisible y hasta sin sentido.   Pero esto suele parecer así cuando nuestro corazón se vuelve de piedra o insensible. 
De distintas maneras Dios nos va mostrando su amor y al ir tomando conciencia de su amor veremos que nuestra forma de actuar y ver las cosas no compaginan con el amor de Dios.   Entonces con el arrepentimiento y con la conversión nos damos cuenta que todo ese tiempo pasado por distintas razones fue tiempo perdido.
Sin duda alguna (a mi humilde entender) la siguiente cita de San Agustín de Hipona podría ser una definición de la misericordia de Dios. Después de la conversión y arrepentimiento verdadero a Cristo y a la Iglesia nuestra alma y nuestro corazón podrán decir como el Doctor de la Gracia.  
“¡Tarde te amé, hermosura tan antigua y tan nueva, tarde te amé!  Y ves que tú estabas dentro de mí y yo fuera, y por fuera te buscaba; y deforme como era, me lanzaba sobre estas cosas hermosas que tú creaste.  Tú estabas conmigo más yo no lo estaba contigo.  Me retenían lejos de ti aquellas cosas que, si no estuviesen en ti, no serían.  Llamaste y clamaste, y rompiste mi sordera: brillaste y resplandeciste, y fugaste mi ceguera; exhalaste tu perfume y respiré, y suspiro por ti; gusté de ti, y siento hambre y sed; me tocaste y me abrasé en tu paz.  Nos hiciste, Señor, para ti, y nuestro corazón está inquieto hasta que descanse en ti” (La Confesiones, San Agustín).
Estamos ya entrados los meses (5 meses) de este Año del Jubileo de la Misericordia.  Nuestra oración, estudio y reflexión de la Palabra de Dios y los Documentos de la Iglesia (en especial el Catecismo de la Iglesia Católica) deben estar dirigidos a mostrar la Misericordia del Padre Dios.
Que nuestra vida cristiana sea siempre testimonio de la Misericordia de Dios.  Nuestra Iglesia tiene muchas promesas pero quizás la más importante espiritualmente hablando es la de la misericordia y perdón de nuestros pecados.  
Para esto Cristo Jesús les dio la potestad a sus Apóstoles (ver Juan 20, 21-23).  Estos a su vez delegaron a los Obispos que ponían a cargo de las nuevas comunidades cristianas que ellos iban fundando.  Los Obispos a su vez delegan por medio del Sacramento del Orden a sus presbíteros (a los cuales solemos llamar sacerdotes).
Como podríamos muy bien concluir Cristo ha dejado a la Iglesia su función y misión misericordiosa.   Cada uno de los bautizados desde cada una de nuestras vocaciones personales (presbíteros, laicos, esposos, solteros, en fin todos los bautizados) estamos llamados  a vivir y transmitir la Misericordia de Dios.
¡Que esta sea fermento en las masas como lo debe ser la misma Palabra de Dios!  ¡Que así nos ayude Dios en su infinito amor y bondad!
¡María Santísima, Madre de la Divina Misericordia ora e intercede por nosotros!
Publicar un comentario

María Siempre Virgen

El dogma de la Virginidad de María nos dice y enseña que María Santísima es (fue, es, y será) virgen antes, durante y después del pa...

Acerca de mí

Mi foto

Catequesis de Adultos es presentado a ustedes por este su hermano y servidor Daniel Cáliz. En la misma pretendo ofrecer recursos conforme a la enseñanza de la Iglesia Católica y por ende del Magisterio de la Iglesia. Esperamos que puedan sacar el mejor provecho del material disponible para la catequesis en especial para los adultos.  Recuerda que para conocer y recibir a Cristo nunca es tarde. 

Actualmente soy miembro de la Parroquia San José (St Joseph's Catholic Church) (Dalton, GA) desde el año 2000. Soy Ministro Extraordinario de la Sagrada Comunión. Además estoy muy involucrado en la Catequesis de Adultos en la parroquia. De igual forma, en la Pastoral Hispana dentro de la parroquia.

Además soy consultor para el Catholic.net en las áreas de catequesis y pastoral hispana en los Estados Unidos.

Visita Catequesis de Adultos- Blog y dejarnos tus comentarios.